Los llevamos casi todos los días y de tanto que están ahí casi ni los apreciamos. Los calcetines, cuyo origen se remonta a la edad de piedra hacen un papel muy importante: absorben el sudor, protegen los pies de la suciedad y del roce constante con los zapatos, nos abrigan y nos embellecen -según la moda del momento-.

Se cree que ya entre el 2.500.000 a.C y el 100.000 a.C., se empezaron a utilizar diferentes pieles y cueros para protegerse los pies.

Hoy en día los calcetines están hechos de algodón, lana o nailon. Su tejido influye en la durabilidad, la capacidad de absorción, cómo debemos lavarlos, pero no mucho en cuánto se ensucian. Los calcetines hay que lavarlos mucho cabe poca discusión al respecto.

Si has comprado calcetines nuevos y después de un par de lavados ya tienen apariencia de ser viejos y tienen partes ennegrecidas en la zona de la planta y del talón, algo está fallando, no los estás lavando bien.

Vamos a ver cómo quitar las manchas de los calcetines blancos y de color, así como para evitar que les salgan bolas y que huelan mal.

Cómo lavar calcetines blancos muy sucios

1. Ponlos en remojo. Cuando los calcetines están muy sucios, lo ideal es ponerlo en remojo antes de lavarlos, pero ¡cuidado! ¿Has pensado en meterlos en agua bien caliente? ¡Error! Utiliza agua templada. La temperatura no debe estar por encima de los 40 grados porque si la supera lo que estarás consiguiendo es el efecto contrario, la suciedad se adherirá más fuertemente a las fibras del calcetín.

2. Ácido bórico. También puedes ponerlos en una solución de ácido bórico (6 gramos de ácido bórico en 2 litros de agua) antes de lavarlos. Este método ayuda a eliminar las manchas negras del talón de los calcetines.

3. Limón. La acidez del limón puede quitar las manchas y el mal olor. Mezcla agua con unas gotas de jabón de platos, añade unas gotas de limón y deja en remojo los calcetines alrededor de media hora, enjuágalos y déjalos secar.

4. Bicarbonato. No podía faltar en esta lista. Llena un barreño con agua tibia y una cucharadita de bicarbonato. Pon los calcetines media hora en remojo.

5. Agua con sal. Puedes probar a meter los calcetines a remojo media hora también en una mezcla de un litro de agua con un par de cucharadas de sal. Luego los enjuagas bien y los dejas secar. Al parecer, es un truco casero que también funciona.

6. Vinagre. Pon vinagre blanco en un barreño con agua tibia y remueve. Sumerge los calcetines durante 30 minutos. Si ves que aún quedan manchas usa un cepillo para limpiar la ropa con un poco de detergente.

7. Lejía. O un blanqueador. Este es, seguramente, el remedio más rápido y sencillo y también el más caro porque a la larga termina por estropear las prendas.

Trucos para quitar las bolitas de los calcetines

Puede que tengas unos calcetines nuevos, pero en cuanto le salen bolitas o se llenan de pelusas por un lavado inadecuado, parece que llevan toda la vida viviendo en tus pies. Así que te dejamos estos remedios caseros para solucionar este pequeño inconveniente:

Maquinilla de afeitar: utiliza una limpia que tengas por casa para quitar las bolitas de los calcetines.

Cinta aislante o cinta adhesiva: enróllate alrededor de la mano varias capas de cinta aislante con la parte adhesiva hacia el exterior. Pásala varias veces hasta retirar todas las bolitas y pelusas del calcetín.

Cómo lavar calcetines de color muy sucios

Con los calcetines de color hay que seguir una serie de precauciones parecidas a las que tomarías con cualquier otra prenda de color, empezando por la regla de oro de: lavar con colores similares.

Aparte de eso, hay algunos trucos un poco más avanzados que os desvelamos a continuación por si no los conocéis:

1. Da la vuelta a los calcetines y lávalos con prendas de suciedad parecida.

2. No utilices suavizante, mejor añade un poco de vinagre de limpieza, que hará que no salgan bolitas, quitará el mal olor y ayudará a luchar contra las manchas rebeldes.

3. Evita centrifugar o hazlo a la menor velocidad que puedas.

4. Lávalos con un ciclo para prendas delicadas.

5. Si los vas a poner en remojo antes de meterlos en la lavadora porque tienen manchas déjalos toda la noche en un barreño con una mezcla de vinagre, jabón y media taza de sal. La sal impide que los calcetines pierdan el color.

Cómo lavar los calcetines de vestir

Te recomendamos que con los calcetines de vestir tengas especial cuidado sobre todo porque suelen ser de hilo o de tejidos más delicados. También cuando no son negros suelen tener colores vivos y ese es uno de sus atractivos, que se puede arruinar fácilmente por un mal lavado. Además, si los lavas junto con otras prendas que puedan soltar pelusa, esta acabará pegándose a tus preciosos calcetines que se verán viejos y deslucidos. Aquí tienes unos cuantos consejos más para que los conserves en el mejor de los estados:

1. Lavarlos por separado

2. Lavarlos del revés

3. Lávalos con agua fría, usando un ciclo para ropa delicada y con un detergente suave, mejor si se trata de alguno especial para cuidar la ropa de color y proteger las fibras (un detergente basado en enzimas).

4. Si están muy sucios, dejar en remojo en agua fría.

5. Después del lavado, poner del derecho y evitar secar en la secadora para proteger la goma de la banda superior. Además, el calor de la secadora también puede debilitar las fibras de algodón. Lo mejor es secar los calcetines de vestir al aire libre.

6. Nunca planches los calcetines.

Lavar calcetines en la lavadora

La recomendación general sobre cómo lavar los calcetines en la lavadora sería hacerlo con agua fría y usando un detergente suave. Pero además también hay trucos y conocerlos te ayudará a conservar tus prendas. Te los dejamos a continuación, elige el que se ajuste a tus necesidades.

1. Utiliza una bolsa de lavado. Metiendo los calcetines en este tipo de bolsas evitarás que se estropeen al engancharse con cierres, velcros o enganches y adornos de otras prendas. Las bolsas también sirven para ayudarles a mantener la forma original. Y si no tienes una bolsa, utiliza una funda de almohada.

2. A la hora de meter los calcetines en la lavadora, ya sea previo remojo o no según su nivel de suciedad, acuérdate de que puedes introducir unas pelotas de tenis para ayudar a que el lavado sea más eficiente.

3. Selecciona el programa de lavado correcto según el tipo de material de los calcetines. Los calcetines hechos de algodón, sintéticos y de nylon se pueden lavar si fuera necesario a una temperatura de hasta 60 grados con cualquier tipo de jabón en polvo.

4. No metas los calcetines en la secadora.

Lavar calcetines a mano

Muchas personas prefieren lavar los calcetines a mano. De hecho, es la mejor elección para los calcetines que son de lana, ya que en la lavadora tienden a estropearse antes. Los calcetines hechos de lana se lavan mejor con las manos ya que este tipo de material puede deteriorarse cuando se manipula bruscamente. Para lavarlos correctamente, elije detergentes especiales. Recuerda que el agua esté templada. En muchos casos, cuando tengan manchas difíciles, te tocará dejarlos en remojo.