Las actualizaciones de Windows tienen sus pros como sus contras. Para muchos, la parte negativa de las actualizaciones es que hacen que tu equipo sea más lento y a la larga seguramente tengas que formatearlo. Pero la buena noticia es que estas actualizaciones nos ayudan a mantener nuestro equipo en estado alerta en cuanto a la seguridad, las aplicaciones y los programas.

Si eres de esas personas que quieren los mínimos automatismos posibles, entonces esto te interesa, aunque te avisamos desde ahora que no es tan sencillo como parece. Definitivamente no te recomendamos deshabilitar las actualizaciones de Windows del todo, ya que esa es la manera con la que el sistema operativo mantiene el equipo más seguro y con mayor compatibilidad. Si nos perdemos cualquier actualización del sistema, entonces la seguridad de tu equipo puede estar seriamente expuesta al peligro de ataques de malwares, hackers y virus.

Sin embargo, muchas veces estas actualizaciones automáticas resultan ser bastante molestas, ya que suelen interrumpir actividades o el funcionamiento normal de nuestro equipo, solicitando su reinicio o reiniciándolo directamente cuando dejamos al ordenador haciendo ciertos trabajos. Y esto sucede incluso aunque pausemos estas actualizaciones. Por esta razón estás leyendo este artículo así que veamos paso a paso cómo deshabilitarlo de forma permanente y cómo elegir cuándo actualizar el equipo de forma voluntaria sin que el equipo te lo esté recordando repetidamente.

Mucha gente ha intentado desactivar las actualizaciones de Windows 10 por medio del servicio de actualizaciones automáticas, pero no sirve de mucho porque al día siguiente el servicio es capaz de reiniciarse por sí solo. También existe otro truco que es a través de las directivas del grupo local, el cual tampoco funciona ya que después de una semana las actualizaciones automáticas se vuelven a activar automáticamente. Y el tercer truco que otra gente prueba es el de deshabilitar las actualizaciones por medio del Firewall de Windows, el cual tampoco funciona bien.

Lo que te vamos a enseñar hoy consiste en bloquear una carpeta, pero para ello necesitas que no se están instalando actualizaciones ni de la tienda de Windows ni del propio sistema operativo.

Cómo desactivar las actualizaciones automáticas de Windows 10

1. Lo primero que vas a hacer es asegurarte de que no quede ninguna actualización pendiente. Para ello ve al buscador de Windows que se encuentra abajo a la izquierda, al lado del botón de inicio y escribe "buscar actualizaciones" o si lo tienes en inglés: "Windows update" y actualiza todas las aplicaciones, la tienda o el propio sistema para no dejarlas a medias. Una vez que las tengas descargadas podrás continuar al siguiente paso.

2. Presiona las teclas Windows + R. Al momento aparecerá un cuadro en el que pone ejecutar. Escribe en él: “Services.msc” y seguidamente dale a aceptar.

3. A continuación, nos mostrará una ventana que tenemos que maximizar. Busca el servicio Windows Update. Normalmente se encuentra casi al final de la lista, así que una vez ubicado dale clic al botón derecho del ratón y selecciona Propiedades.

4. Aparecerá otra nueva ventana. Lo primero que debes hacer es darle clic a Detener el servicio. Una vez detenido dale clic donde pone tipo de inicio y cámbialo por Deshabilitado.

5. Ahora ve a la pestaña de recuperación que se encuentra arriba en la misma ventana en la que estás y donde pone primer error selecciona la ventana desplegable con varias opciones. Elige la opción No realizar ninguna acción y a continuación dale a aplicar y aceptar. Y esto sería todo lo que tienes que hacer para desactivar las actualizaciones automáticas de Windows Update.

Pero…no. Todavía no hemos terminado.

6. Ahora debes buscar el servicio "orquestador de actualizaciones" y si no lo encuentras con ese nombre, tal vez te aparezca en inglés, que sería así: "Update Orchastrator Service".

7. Una vez que hayas encontrado ese servicio, haz clic derecho en propiedades y realiza el mismo paso de detener el servicio como te acabamos de enseñar. Una vez detenido el servicio, en la opción "tipo de inicio" selecciona de nuevo deshabilitado y vuelve de nuevo a la pestaña de arriba donde pone recuperación. En el primer error seleccionamos no realizar ninguna acción y hacemos lo mismo con la pestaña del segundo error.

8. Nos aseguramos de que realmente esté deshabilitado el servicio y le damos a aplicar y aceptar. A continuación, lo que debes hacer es acceder a la directiva de grupos de Windows. Para ello vuelve a presionar las teclas Windows + R y en el cuadro de ejecutar escribe "gpedit.msc". Dale a aceptar y se te cargará una ventana de editor de directiva de grupo local. Maximiza la pantalla para tener una visión más completa de todas las opciones y carpetas que te muestra la ventana. En la columna del lado izquierdo dirígete a "plantillas administrativas". Ve a componentes de Windows y casi abajo del todo encontrarás una carpeta donde pone Windows Update. Dentro de Windows Update te aparecerá una lista con una serie de actualizaciones.

9. En esa lista busca configuración de actualizaciones automáticas y dale doble clic. Aparecerá una nueva ventana emergente donde tenemos que asegurarnos que esté seleccionada la opción deshabilitada. A continuación, dale a aplicar y a aceptar y te saldrá que su estado actual figurará como deshabilitado.

10. Para realizar el último paso, debes presionar nuevamente las teclas Windows + R y escribir en la ventana de ejecutar "regedit". Te saldrá un cuadro con dos opciones, dale a "sí" y te aparecerá una nueva ventana. Aquí debes ir a una ruta y asegurarte de que se encuentre un archivo en esa ventana. En caso de que sea contrario y no aparezca ningún archivo, debes crearlo.

12. Dirígete al lugar Machine, localizado en la izquierda de la columna, despliégalo y dentro de ese directorio busca la palabra "software". Expande la carpeta software y dentro accede a "policies".

13. Dentro de ese directorio entra en Microsoft y dentro tienes que buscar la carpeta Windows. expandimos es todas las carpetas mejor y dentro de Windows, debe de estar la carpeta Windows Update. En caso de que ya la tengas ahí ya no necesitas hacer nada más, ya que con todos los pasos previos que has realizado hasta ahora, el archivo se crea este archivo automáticamente.

Cómo asegurar tus archivos

Antes de hacer cualquier cambio dentro del registro de Windows, te recomendamos sacar un respaldo en caso de futuras pérdidas en tu sistema. A continuación, te explicamos paso a paso cómo realizarlo.

- Haz clic en la pestaña arriba a la izquierda llamada "archivo". Selecciona la opción exportar y ponle un nombre para poder localizarla fácilmente.

- Una vez que lo hayas nombrado, guarda la ruta actual que es la que está seleccionada por defecto. Dentro de la carpeta Windows debes tener la carpeta Windows Update, y en el caso contrario, créala.

- Dirígete arriba a la carpeta Windows, haz encima clic derecho y selecciona la opción de "nueva clave" que te pedirá ponerle un nombre.

- Dentro de la misma carpeta Windows Update nos aparecerá una carpeta llamada "AU" y finalmente dentro de esta carpeta te aparecerá un registro con el nombre predeterminado de "No Auto Update".

- Haz clic derecho y selecciona la opción "nuevo valor de Word de 32 bits" y aquí tendrías que poner el nombre que quieras y dale doble clic. En la opción del valor 0 cámbialo por 1 y así debería quedarte el registro, con ese nombre y con el valor 1.

Así es cómo desactivarás las actualizaciones automáticas de Windows 10 si sigues todos estos pasos de fábrica que te hemos explicado hoy. Una vez hecho ya no debería actualizarse de forma automática, ni te causará más molestias pidiendo reiniciarse en cada momento.