Si has perdido el trabajo es lógico que te preocupe saber cómo cobrar el paro, cuáles son los requisitos para acceder a este pago, cuánto se cobra y qué duración te corresponde. Todo esto depende de varios factores. Para empezar, hay que distinguir entre los diferentes tipos de prestaciones por desempleo que existen.

En primer lugar está la prestación contributiva, conocida como paro, que es aquella a la que se tiene derecho tras haber cotizado a la seguridad social y además hay ocho tipos diferentes subsidios y ayudas extraordinarias que se dan en los siguientes casos:

- El subsidio por cotización insuficiente.

- La ayuda familiar.

- El subsidio para mayores de 45 años.

- El subsidio para mayores de 52 años (antes 55).

- Subsidio para emigrantes retornados.

- Subsidio para liberados de prisión.

- Subsidio por revisión de una incapacidad.

Cómo cobrar el paro

Para cobrar la prestación contributiva o paro es necesario:

1. Haber cotizado al menos 360 días en los seis años anteriores y no haber utilizado esas cotizaciones para pedir otras ayudas por desempleo.

2. Estar inscrito como demandante de empleo; es decir, apuntarse al paro. Aquí te contamos cómo puedes hacer este trámite.

3. No haber presentado la baja voluntaria en el trabajo.

4. Estar en situación de desempleo por despido, fin de contrato o reducción de jornada.

5. Solicitar la prestación en el SEPE en los 15 días posteriores a la situación de desempleo.

Requisitos para cobrar un subsidio

En caso de que no cumplas con alguno de los requisitos anteriores, es posible que puedas solicitar una prestación no contributiva o subsidio.

Si has trabajado menos de un año y tu renta no supera el 75% del salario mínimo interprofesional, puedes acceder a estas ayudas con 6 meses cotizados, o con 3 meses cotizados si, además, tienes cargas familiares. En función del tiempo que hayas trabajado y de tu situación personal, podrás cobrar seis meses o 21.

Cuánto se cobra del paro

La cuantía del paro se calcula en función de cada persona: según lo que haya cotizado, cuánto fuera su base de cotización, cuál sea su situación familiar... Pero, en líneas generales para que puedas hacerte una idea:

La cuantía mínima es de 527,24 euros para las personas sin hijos, y de 705,18 euros para quienes tienen hijos menores de 26 años a cargo o mayores, pero con una minusvalía igual o superior al 33%.

La cuantía máxima si no tienes hijos es de 1.153,34 euros. Con un hijo a cargo, la cifra asciende a 1.318,10 euros, y se incrementa a 1482,86 euros si tienes dos hijos.

Cuánto dura la prestación por desempleo

El SEPE variará la duración de la prestación según el tiempo que hayas cotizado como trabajador. Se puede prolongar hasta un máximo de dos años y la cantidad a percibir será del 70% durante los primeros 180 días, y del 50% de la cuota a partir del día 181.

En caso de que agotes tu prestación contributiva y sigas sin empleo, puedes solicitar alguna ayuda por circunstancias especiales como ser mayor de 45 años o tener obligaciones familiares, entre otras.