Las subvariantes de ómicron BA.4 y sobre todo BA.5 son ya dominantes en España. Son subvariantes o linajes más contagiosas que las anteriores y que tienen un mayor escape inmunitario.

Sin embargo, seguramente por la gran cobertura de vacunación que tenemos, los test de antígenos de COVID pueden comportarse de forma diferente a hace más de un año, algo que ya también pasaba con otros linajes de ómicron. Es decir, primero pueden venir los síntomas y luego el positivo.

"Estamos viendo que aparecen antes los síntomas que la positividad, de hecho ahora suele ser lo más frecuente", afirma a laSexta.com el Dr. Vicente Martín, Epidemiólogo y catedrático de Medicina Preventiva y Salud Pública por la Universidad de León y Vocal de la Junta Directiva de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN).

"Antes no teníamos síntomas pero nos hacíamos un test de antígenos porque por ejemplo, habíamos estado en contacto con un positivo y solía darse primero el positivo y después, al cabo de uno o dos días, llegaban los síntomas", añade.

Pero ahora -continúa explicando el doctor- "por las vacunas y las infecciones previas, nuestro sistema inmune responde rápidamente contra la infección y tenemos síntomas, pero aún no hay suficiente virus como para que seamos capaces de detectarlo".

¿Cuándo hacerme el test de antígenos si tengo síntomas?

Por todo lo explicado, lo que hay que hacer es que en estos días, "si tenemos con síntomas compatibles con COVID y nos hacemos un test de antígenos y damos negativo, repitamos ese test al día siguiente o también a las 48 horas", explica el doctor Martín. Es decir, repitámoslo varios días. Porque el positivo puede llegar más tarde que los síntomas.

No olvidemos que "con una trasmisión tan alta como la que tenemos ahora de COVID, el virus (el SARS-COV-2) desplaza a todos los demás", explica el experto. Por lo que si tenemos síntomas compatibles, ahora mismo es muy probable que sea COVID.

Sabemos -como explicamos en este artículo- que cualquier síntoma respiratorio o febril es compatible con COVID; que no está aún claro que haya síntomas específicos de BA.5, lo que se está viendo son los típicos: dolor de cabeza, cansancio, tos, mucosidad, picor de garganta. "Incluso, ahora estamos viendo como puede haber cambios en la voz", afirma el experto. Como una voz ronca o voz `'tomada'.

De ahí, la importancia de repetirse el test más de un día. Y de tomar, si tenemos síntomas, las medidas de precaución necesarias, especialmente con los más vulnerables. "Tenemos una buena cobertura vacunal y esto está haciendo que pese a los contagios, los ingresos, la UCIs y las muertes no son comparables con las de otras olas, pero no nos olvidemos, por favor, de las personas vulnerables, que hay que cuidarlos", concluye el doctor.