El ibuprofeno es, junto con el paracetamol, uno de los medicamentos que no suelen faltar en el botiquín de casa. Aunque en ocasiones, podemos abusar de él y no tomarlo como deberíamos, algo que podría conllevar riesgos en la salud. Por ello, es importante saber exactamente para qué y cómo tomarlo.

"No es una gominola que podamos usar a nuestro libre albedrío, es importante conocer cómo y cuándo tomar ibuprofeno y seguir las indicaciones de nuestro médico (en el caso de que sea recetado) o de nuestro farmacéutico", afirma a laSexta.com Óscar López Moreno, vicepresidente primero del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid (COFM).

Este fármaco pertenece a una clase de medicamentos que se llaman AINES (antiinflamatorios no esteroides) que sirven principalmente para reducir la fiebre y la inflamación y aliviar el dolor. Algunos ejemplos de AINES, la aspirina, el naproxeno y el propio ibuprofeno. Éste último tiene dos presentaciones: ibuprofeno de 600 miligramos (mg) y de 400 mg. La dosis de 600 mg debe adquirirse siempre con receta médica.

"Se usa básicamente para disminuir el dolor y la inflamación en procesos agudos. Por ejemplo, un golpe, una inflamación dental, dolores de regla, etc. Y desde hace unos 10-15 años, se registra también el ibuprofeno 600 mg como tratamiento para el dolor de determinadas enfermedades articulares crónicas (como la artritis o la artrosis); en estos casos siempre con receta y bajo control y supervisión médica", detalla este especialista en farmacia.

De igual modo, tal como explicamos en este artículo, el ibuprofeno es un medicamento analgésico, antipiretico y antinflamatorio, mientras que el paracetamol es un fármaco también analgésico, antitérmico (forma parte de los medicamentos analgésicos y antipiréticos) pero no es antiinflamatorio.

En este video, la farmacéutica Marian García, más conocida como Boticaria García, explicaba en Zapeando cuándo debemos tomar paracetamol y cuándo ibuprofeno.

Dosis y riesgos del ibuprofeno

Esta misma mañana, la Agencia Europea del Medicamento (EMA) recomendaba incluir una advertencia en los prospectos "sobre los daños graves, incluida la muerte" que puede ocasionar tomar e medicamentos que combinan el ibuprofeno con la codeína durante períodos prolongados a dosis más altas de las recomendadas.

Según explicaban y detallaban desde el Science Media Centre, el ibuprofeno es efectivamente, el antiinflamatorio no esteroideo más comercializado en España, pero su combinación con codeína es muy poco frecuente. Por lo que en este caso, sería importante centrarnos únicamente en el ibuprofeno que sí es un medicamento muy frecuente en nuestras casa, de hecho, es el AINES más vendida en España.

Según explica López Moreno, el ibuprofeno tiene principalmente tiene dos grandes puntos de riesgo:

  • En el sistema digestivo, pudiendo causar problemas gastrodigestivos.
  • En el sistema cardiovascular, en personas con riesgo cardiovascular.

"Es muy normal que pueda causar lesiones gástricas, incluso úlceras. Por eso siempre se recomienda tomar con alimentos y nunca con el estómago vacío. Además, las personas que tengan riesgo o alguna enfermedad digestiva, es recomendable que cuando lo tomen, usen un protector gástrico", explica el experto.

Es muy normal que el ibuprofeno pueda causar problemas gástricas, incluso úlceras. Por eso siempre se recomienda tomar con alimentos y nunca con el estómago vacío

Óscar López Moreno, farmacéutico

Por otro lado, es importante tener cuidado en aquellas personas con factores de riesgo cardiovasculares, por ejemplo, hipertensión, obesidad o diabetes De hecho, la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios (AEMPS) publicó en 2015 un nuevo informe sobre esta relación: 'Riesgo cardiovascular de dosis altas de ibuprofeno o dexibuprofeno: recomendaciones de uso'.

Según este informe, no se debe administrar "dosis altas de ibuprofeno o dexibuprofeno a pacientes con patología cardiovascular grave como insuficiencia cardiaca cardiopatía isquémica establecida, enfermedad arterial periférica o enfermedad cerebrovascular".

Es importante por ello, tomar las dosis adecuadas y prescritas y seguir siempre las indicaciones del médico, farmacéutico y seguir las indicaciones del prospecto del medicamento de la AEMPS. Así y según refleja el prospecto, "los AINE se deben utilizar a las dosis eficaces más bajas posibles y durante el menor tiempo posible para controlar los síntomas de acuerdo con el objetivo terapéutico establecido".

Tal como explica López Moreno, "desde el COFM hicimos una búsqueda bibliográfica sobre las dosis eficaces de ibuprofeno y llegamos a la conclusión de que para el dolor de tipo agudo y eventual, la dosis de 400 mg te da prácticamente la misma efectividad que la de 600 mg (los estudios marcan que está a un 95% de efectividad con 400 mg con respecto a 600 mg), y en cambio es menor con respecto a efectos adversos (entre un 40-50%)".

No obstante, y a pesar de tomar la presentación de ibuprofeno 40 mg, según las indicaciones de la ficha técnica de ibuprofeno 400 mg, en adultos, "en general, la dosis diaria recomendada es de 1200 mg de ibuprofeno, repartidos en varias tomas". Por lo que es importante no superar esa dosis y ajustar la posología "en función de la gravedad del trastorno y de las molestias del paciente".

En 2019, el COFM lanzó la campaña 'Tus medicamentos siempre con receta médica. Por tu seguridad' donde podeis encontrar con más detalla la importancia d eajustarse siempre a las dosis recomendadas y no abusar ni del ibuprofeno ni otros medicamentos. "Es importante que se haga un laboral de divulgación y advertencia de los riesgos que puede haber cuando los medicamentos se consumen de forma inadecuada", concluye López Moreno.