Nirsevimab (Beyfortus®), un fármaco aprobado recientemente por la Agencia Europea del Medicamento (EMA), supone la primera y única opción de protección para la prevención de la infección del tracto respiratorio inferior (ITRI) causada por el virus respiratorio sincitial (VRS). Este virus es el responsable del 80% de las bronquiolitis en niños.

Se trata de un anticuerpo monoclonal (aprobado este 4 de noviembre y desarrollado conjuntamente por Sanofi y AstraZeneca) que está indicado para recién nacidos sanos -a término o prematuros- o con afecciones de salud específicas que enfrentan su primera temporada de VRS, que suele transcurrir en la temporada de invierno.

Además, el medicamento puede conferir, con solo una inmunización, un efecto protector durante al menos 5 meses, cubriendo así toda una temporada típica de VRS pudiéndose administrar en el momento del nacimiento o al inicio de la temporada.

De este modo y según apuntan los expertos, "este fármaco permitiría proteger a los lactantes, tanto sanos como prematuros con factores de riesgo, frente a las enfermedades respiratorias y las hospitalizaciones causadas por el VRS".

Según cuenta a laSexta.com la pediatra Irene Rivero Calle, vocal de la Sociedad Española de Infectología Pediátrica (SEIP), se prevé que tengamos este fármaco para la segunda mitad del año que viene, con lo que si todo va bien, en 2023, contaríamos con una herramienta eficaz y protectora contra el VRS.

En la actualidad -comenta la experta- tenemos otro anticuerpo monoclonal (que funciona similar a una vacuna) pero "es un medicamento muy caro y sólo está indicado para menores de dos años con determinados factores de riesgo. Tales como cardiopatías congénitas, patología pulmonar crónica, enfermedad neuromuscular o síndrome de down, entre otros factores médicos. Por lo que el nuevo medicamento -y otros que están en desarrollo- supone un gran avance para controlar el virus.

El VRS, un problema de salud pública que tensiona hospitales

En la actualidad, existe un repunte de bronquiolitis que está tensando las urgencias pediátricas: las hospitalizaciones por bronquiolitis, asociadas al VRS, se han cuadruplicado en menores de cuatro años durante el último mes, debido especialmente a la falta de circulación de otros virus en estos dos últimos años.

Así y como explicaba la Dra. Rivero Calle en este artículo, la mayoría de las infecciones respiratorias por el VRS suelen ser leves y transitorias y cursar con los síntomas de cualquier otro virus respiratorio como tos, mucosidad, fiebre, etc.

Pero en ocasiones, la infección se complica (esto es, cuando pasa de las vías altas respiratorias a las vías bajas) y causa bronquiolitis o neumonía. El síntoma de alarma más común es la dificultad para respirar. El VRS es la causa más frecuente de infección del tracto respiratorio inferior (ITRI) en lactantes, incluida la bronquiolitis y la neumonía. También es una de las principales causas de hospitalización en todos los lactantes.

Así, y según exponen desde la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR), en los niños menores de un año, el virus suele causar un mayor impacto, pudiendo derivar la infección por el VRS en una bronquiolitis y complicarse en algunos casos, con una neumonía.

"Un 2% de los niños menores de un año que lo presentan tienen que ingresar en el hospital, teniendo los menores de 6 meses y sobre todo de 3 meses, un riesgo más elevado de tener un cuadro grave e ingresar en la UCI".

El VRS supone un problema de salud pública y es probablemente la patología más prevalente y más importante de la pediatría

Dr. Federico Martinón-Torres, pediatra

Es por ello, que "el VRS supone un problema de salud pública y es probablemente la patología más prevalente y más importante de la pediatría", afirma el Dr. Federico Martinón-Torres coordinador y jefe de Servicio de Pediatría del Hospital Clínico Universitario de Santiago.

Hasta ahora -comenta el experto- no teníamos "ningún método de lucha global, pero con la reciente aprobación por parte de la Agencia Europea del Medicamento de un sistema de protección que puede usarse en todos los lactantes (nirsevimab) existe la posibilidad de evitar al menos 3 de cada 4 infecciones por virus respiratorio sincitial que requieren atención médica".

Por lo tanto, "la oportunidad que ahora se nos presenta con la primera protección universal en la historia del VRS, si conseguimos que se implante, supondrá una revolución", concluye el doctor Martinón-Torres, quien también es miembro del CIBER de Enfermedades Respiratorias del ISCIII (CIBERES) e investigador en virus respiratorio sincitial del Instituto de Investigación Sanitaria de Santiago de Compostela.