Marzo de 1938. Johannes es un niño que vive en Viena con sus padres y su abuela. Tuvo un caracol como mascota que murió aplastado. Su hermana Ute también falleció, pero a causa de la diabetes.

Johannes tiene 12 años y acaba de ingresar en la sección infantil de las Juventudes Hitlerianas. Su sueño, pertenecer algún día a la guardia personal de Adolf Hitler y "salvar el futuro de nuestra raza".

Siente devoción por el Führer y odia a los judíos, tal y como le han enseñado en el colegio: "Es el enemigo, la raza a la que debíamos temer más que ninguna otra. Eran como los virus, causaban la gripe". Su mundo se pone del revés cuando descubre el secreto que sus padres ocultan tras un tabique de casa. Se llama Elsa y es judía.

Este es el punto de partida de 'El cielo enjaulado', la novela de Christine Leunens (Espasa, 2019) en la que está inspirada la película 'Jojo Rabbit', nominada a seis Oscar este año.

La historia de Johannes cautivó al director Taika Waititi, que ha apostado por llevarla a la gran pantalla en forma de sátira sobre el nazismo. Y no lo ha hecho mal, la cinta está nominada a Mejor guión adaptado y Mejor Película.

 

Porque sí, la película 'Jojo Rabbit' es una adaptación cargada de humor negro y que infantiliza y se burla de la figura del dictador. Así, y con una estética que recuerda mucho al cine de Wes Anderson, la fascinación de Johannes Betzler por Hitler se presenta en forma de amigo invisible.

En la novela ese amigo invisible, al que da vida el propio Taika Waititi, no aparece. Pero sí se refleja el conflicto moral permanente de Johannes tras descubrir el secreto familiar. No quiere delatar a sus padres, pero también quiere ser leal al Tercer Reich y a su amado Führer.

Johannes conversa con Adolf Hitler, su amigo invisible, en un momento de la película | Fox Searchlight

Un relato más oscuro y adulto

'Jojo Rabbit' no es otra película de nazis. El director Taika Waititi nos cuenta la historia desde los ojos de Johannes niño y ese es el contexto en el que se mueve la cinta. Sin embargo, la novela de Leunens acompaña a Johannes en su adolescencia y también en su madurez.

Entonces, ¿es mejor el libro o la película? Son diferentes, en tono y en relato. La película, entre canciones de Bowie y los Beatles, plantea con inocencia la relación entre Johannes (un fan de las esvásticas) y Elsa, algo que dista mucho de la novela.

En la obra de Leunens se puede conocer más la historia de Elsa, con sus anhelos y sus miedos, y la relación de dependencia y enfermiza que se forja entre ambos. Eso sí, siempre desde la narración y el punto de vista de Johannes, algo que puede recordar a obras como 'El diario de Ana Frank'.

Porque en el libro los años pasan y la mentira de Johannes no deja de crecer. Su amor por Elsa le ciega y le acaba llevando a la locura. Se niega a ver una realidad que le terminará estallando.

Así que sí, te puedes leer la novela aunque hayas visto la película. Y no, ni Taika Waititi ni este artículo te ha hecho ningún spoiler.