En marzo hemos tenido de todo. Relatos, cómics, ensayos, libros de salud, best sellers, poesía, novelas distópicas, históricas, negras, juveniles, fantásticas...

Pero de entre todas las recomendaciones que hemos hecho, hay seis títulos que nos parecen imprescindibles. Y algún otro, como 'La bajamar', de Aroa Moreno Durán, 'El castillo de Barbazul', de Javier Cercas o 'Arena negra', de Cristina Cassar Scalia, merecen también una mención especial.

'Lugar seguro', de Isaac Rosa

La vida de Segismundo García es triste y pusilánime. Se gana la vida vendiendo pequeños búnkeres de bajo presupuesto para familias humildes, vaticinando el fin del mundo.

El escritor Isaac Rosa se sirve de este personaje y esta profesión tan fuera de lo común para trazar una divertida reflexión sobre el exceso de información, la precariedad, las constantes alertas de peligros mundiales y, sobre todo, la incertidumbre. Con maestría y sutileza, Isaac Rosa nos lleva, a través de un solo día en la vida de Segismundo, por un mundo acelerado y torpe, repleto de contradicciones y fracasos.

'Lugar seguro', premio Biblioteca Breve 2022, es un relato perfecto para huir de autoayudas y filosofías baratas.

'El niño nuevo', de Jerry Craft

Jordan Banks es un niño normal. Y eso es, precisamente, lo que le convierte en un personaje tan completo. Un chaval de doce años de nueva York, negro, de clase media, cuyos padres deciden apuntar a un prestigioso colegio, repleto de niños blancos, donde Jordan destaca por su color y su procedencia, y no por quien es realmente.

Con unos dibujos anclados en la realidad que, de vez en cuando despegan hacia la imaginación más arrebatadora, la novela gráfica de Jerry Craft está arrasando allá por donde pasa. Una lectura perfecta para los chavales de la edad de Jordan, pero también para aquellos padres que no son conscientes del peligro que acecha a sus hijos en las aulas, donde ser identificado como diferente puede suponer un verdadero drama.

'Fuimos indómitas', de Victoria Gallardo

¿Sabías que para ser taquillera del metro de Madrid, hasta ya caída la dictadura, solo podían optar al puesto las mujeres solteras? Los horarios eran tan complicados que una mujer casada se entendía que no podía conciliar el cuidado de su casa y su familia con un puesto como este. ¿O que algunas de las lavanderas que hacían las coladas en el Manzanares llegaban a morir de frío cuando las condiciones climáticas eran muy duras?

Estas y otras historias tan o más fuertes que estas son las responsables de que hayamos estado con la boca abierta mientras leíamos 'Fuimos indómitas'. Un libro que nació como artículo periodístico, pero cuyo volumen de información lo convirtió en lo que es: un relato imprescindible para conocer a esas mujeres que asumieron las empresas más duras y desagradecidas para sacar adelante la ciudad de Madrid y cuyo nombre, una vez más, fue borrado por la historia escrita por y para los hombres.

'Raíces rubias', de Bernardine Evaristo

La anécdota es tan representativa que asusta. Bernardine Evaristo ganó, ex aequo, el premio Booker con Margaret Atwood. Pero cuando contaron la noticia nada menos que en la BBC, el presentador dijo el nombre de Atwood, pero olvidó el de Evaristo.

Nombres borrados, historias despreciadas, como la de todas aquellas víctimas de la esclavitud colonial. En 'Raíces rubias', Bernardine Evaristo convierte a los africanos en los esclavistas que viajan a Europa en busca de material con el que comerciar. Y las vidas rotas de las niñas rubias de ojos azules que ven su futuro desaparecer para convertirse en trabajadoras a la fuerza de hombres que viven en otra esquina del mundo. Quizás así, con víctimas blancas, seamos más conscientes del drama que supuso la esclavitud.

Una sátira fabulosa, recién publicada en español. Una oportunidad perfecta para leer a Bernardine Evaristo. Porque hay que leerla.

'Quietud', de Andrea Mejía

Nos negamos a considerar el relato como un género menor. Cada vez que alguien habla de cuentos, la cabeza se nos va a la literatura infantil, pero nos olvidamos con mucha facilidad de que la historia de la literatura está plagada de obras de arte de pequeño formato. Por eso, con esta recomendación, queremos hacer dos cosas: reivindicar el género primero y, segundo, traer al primer plano a Andrea Mejía, una escritora colombiana con mucho que contar. Y cómo lo cuenta.

En 'Quietud' consigue convertir lo cotidiano en un universo onírico vibrante, personal, magnético y delicado al tiempo. Un paseo lleno de calma por los horrores del ser humano -la muerte, el miedo- en el que disfrutar a cada paso de imágenes poderosas que estallan en nuestra cabeza, mientras el relato continúa, tranquilo, por la quietud del mundo.

'Ceniza en la boca', de Brenda Navarro

El suicidio de un hermano adolescente hace saltar la espita del sentimiento en este abrumador libro. Brenda Navarro se ha convertido, con tan solo dos novelas y unos pocos libros de relatos, en una de las voces más interesante del prolífico caladero de autoras latinoamericanas.

A caballo entre Ciudad de México y Madrid (y algo de Barcelona), 'Ceniza en la boca' reflexiona sobre la identidad, la pérdida, el colonialismo, la precariedad y la terrible aventura de ser joven en un mundo como este.

Más recomendaciones

- Los libros imprescindibles de enero

- Los libros imprescindibles de febrero

- Los libros imprescindibles de abril

- Los libros imprescindibles de mayo

- Los libros imprescindibles de junio

- Los libros imprescindibles de julio