Alan Parks

Editorial: Tusquets

Año: 2020

Sinopsis: Alice Kelly, una niña de trece años, ha desaparecido hace quince horas en el Glasgow de 1973 cuando uno de los grandes mitos de la ciudad, la estrella de rock Bobby March, aparece muerto de sobredosis en una habitación de hotel. ambas noticias son carne de tabloide, que buscan la sangre con fervor, obligando a los altos mandos policiales a presionar a toda costa al policía más duro que tienen, el que creció en las calles de la ciudad escocesa y aún tiene su instinto en los huesos: Harry McCoy. Pero los primeros pasos de su investigación se verán importunados por una petición personal de su propio jefe: encontrar a su díscola sobrina.

Por qué lo recomendamos: Alan Parks ha entrado como un tiro en el panorama literario internacional. Sus dos primeros libros, marcados cada uno con un mes del calendario, han sido encumbrados por la crítica y el público. Su capacidad para crear una novela negra interesante, plagada de personajes profundos y ambiguos, al más puro estilo Dashiell Hammett, le ha colocado en el pódium del género. En esta tercera entrega de las desventuras de su adictivo antihéroe, Harry McCoy, con el mes camuflado en el apellido de un cantante sobre el que pivota toda la trama, la violencia y la tensión llevan de la mano a un lector que pasea, casi sin darse cuenta, por el Glasgow de 1973 como quien va de turismo al infierno.

OTROS LIBROS DE ALAN PARKS:

- 'Enero sangriento' (Tusquets, 2017)

- 'Hijos de febrero' (Tusquets, 2019)