Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestro servicio, recoger información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Continuar
Mi extraña adicción

Complicadas dependencias

Sinopsis: Documentales con impactantes historias de determinados individuos que están luchando contra sus más extrañas adicciones. Es la serie de documentales que recorre las impactantes historias de personas que luchan contra sus comportamientos obsesivos; los cuales están a punto de tomar el control de sus vidas. Cada entrega trata sobre una adicción/ obsesión/ fijación tan grotesca como incontrolable para quien la padece, como por ejemplo ingerir productos de limpieza o pintauñas, dormir con un secador encendido, masticar cristales, vivir como un bebé, atesorar una multitud de gatos en casa, tratar a sus muñecas hinchables como si fueran personas de carne de hueso...

Género Divulgativo

Nacionalidad Estados Unidos

Enamorada de sus pechos ver el video
MI EXTRAÑA ADICCIÓN: MEJORES MOMENTOS Enamorada de sus pechos

Shelyla vive por y para sus pechos. Se ha operado en 22 ocasiones y lleva ya gastados más de 200.000 euros en intervenciones. Luce una talla 155 triple K y confiesa que si muere por sus pechos, moría feliz.

Adicta al esmalte de uñas ver el video
MI EXTRAÑA ADICCIÓN Se ha bebido más de 135 litros de esmalte de uñas

Esta joven confiesa su adicción al esmalte de uñas. Ahora, Se bebe una media de medio litro al día y en los cinco años que lleva con esta adicción, calcula que ha ingerido unos 5 litros de este producto.

Se come 1 kilo de piedras al día ver el video
MI EXTRAÑA ADICCIÓN Se come un kilo de piedras al día

Teresa es adicta a comer piedras, le encanta el granito y llega a ingerir una media de un kilo de piedra al día.

22 años sin cortarse las uñas ver el video
MI EXTRAÑA ADICCIÓN: MEJORES MOMENTOS 22 años sin cortarse las uñas

Nuestra amiga Jazz lleva 22 años sin cortarse las uñas, le encanta verlas crecer y vive por y para sus uñas a pesar de que le dificulten su vida

Adicta al secador ver el video
MI EXTRAÑA ADICCIÓN: MEJORES MOMENTOS Adicta a los secadores de pelo

Lori, necesita para poder dormir y descansar bien dormir junto a su secador de pelo para que le de aire caliente a los pies, manos y cuerpos. No puede descansar si esa sensación de calor cálido en su cuerpo.

Adicta a la piedras ver el video
MI EXTRAÑA ADICCIÓN: MEJORES MOMENTOS Adicta a las piedras

Belinda es adicta a las piedras, no puede parar de recogerlas de la calle y coleccionarlas. Asegura que le dan fuerza vital y la relajan, le dan la vida. En su casa tiene más de 100.000 piedras guardadas y catalogadas

Adicta al detergente ver el video
MI EXTRAÑA ADICCIÓN: MEJORES MOMENTOS Adicta al detergente

Tempestt, es una joven norteamericana que tiene una extraña adicción. No puede parar de comer detergente y jabón. Confiesa que le encanta su sabor y que le tranquiliza, consume unas 100 pastillas de jabón al año y come detergente cada hora. Esta es su historia

Adicta a los rayos uva ver el video
MI EXTRAÑA ADICCIÓN: MEJORES MOMENTOS Adicta a los rayos uva

Thrisa, es una joven norteamericana que tiene una adicción muy peligrosa para la salud. Se broncea con rayos uva una vez al día como mínimo desde los 13 años.

Ésta sí que es una extraña adicción ver el video
MI EXTRAÑA ADICCIÓN | MEJORES MOMENTOS Cuando la cinta adhesiva se convierte en un serio problema

Andrea tiene 23 años y es adicta a la cinta adhesiva. Un día, hace nueve años, se le acabó el chicle y comenzó a comer cinta hasta el punto que en la actualidad masca tres rollos al día.

enamorado de su coche ver el video
MI EXTRAÑA ADICCIÓN Mantiene relaciones sexuales y está enamorado de su coche

Nathaniel es un joven norteamericano que tiene una extraña adicción. Está enamorado de su coche, mantiene una relación con él desde hace ya cinco años e incluso tienen sexo juntos

Adicta a ser bebé ver el video
MI EXTRAÑA ADICCIÓN Adicta a ser bebé

Riley es una joven adolescente norteamericana que se resiste a crecer y es adicta a vestirse y comportarse como un bebé, usa pañales y chupa el chupete...

Adicta a la legía ver el video
MI EXTRAÑA ADICCIÓN: MEJORES ,MOMENTOS Adicta a la lejía

Gloria, es adicta a la lejía desde hace 7 años, consume unos 1500 litros al año y hasta se baña con ella.

Adicta a la gasolina ver el video
MI EXTRAÑA ADICCIÓN: MEJORES MOMENTOS Adicta a la gasolina desde hace 30 años

Lo primero que hace al levantarse por las mañana es esnifar gasolina. Huele gasolina cada 10 minutos, unas 120 veces al día y lleva con esta adicción 30 años.

Comiendo cerámica ver el video
MI EXTRAÑA ADICCIÓN: MEJORES MOMENTOS "No puedo parar de comer cerámica"

Bianca es adicta a la cerámica, si, a comer macetas, platos de barro. Desde muy pequeñita ya tenía atracción a la tierra, se la comía. Lo peor es que le está causando serios problemas de salud y s eles están rompiendo los dientes

Se come cristales y balas ver el video
MI EXTRAÑA ADICCIÓN: MEJORES MOMENTOS "Me como bombillas, cristales y balas"

Josh es un adicto a comerse bombillas, le vuelven loco, ha ingerido ya unas 300 pero además, se come cualquier cristal, botellas de vino, lo que sea. Por si esto fuera poco, también se come balas, sí, balas de pistola.

Adicta a la limpieza ver el video
MI EXTRAÑA ADICCIÓN Adicta a la limpieza

Cyntelle confiesa ser adicta a la limpieza. Lo que en principio pudiera parecer algo positivo, comprobaremos con esta historia que las obsesiones, el comportamiento compulsivo siempre es negativo y peligrosos para la salud

Adicta a comerse el pelo ver el video
MI EXTRAÑA ADICCIÓN: MEJORES MOMENTOS "Adicta a arrancarse el pelo"

Haley tiene 21 años y no puede evitar arrancarse el pelo a tirones. Parece una adicción rara pero hay 7 millones de norteamericanos con esta manía.

Enamorada de su muñeca ver el video
MI EXTRAÑA ADICCIÓN Enamorado de su muñeca

Este norteamericano de 37 años, confiesa estar enamorado de su muñeca, Sidore. Mantienen una relación sexual que dura ya más de 10 años.

Adicta a las tizas ver el video
MI EXTRAÑA ADICCIÓN: MEJORES MOMENTOS Adicta a las tizas

Christine es una joven norteamericana de 22 años que es adicta a las tizas, se come tres barras al día.

Adicta a su pripia orina ver el video
MI EXTRAÑA ADICCIÓN: MEJORES MOMENTOS "Soy adicta a mi orina"

Carrie nos confiesa que es adicta a su propia orina y que se la bebbe como si fuera un concurso de beber cerveza.

Compartir en:
PUBLICIDAD
muchosplanes.com
muchosplanes.com
Cerrar ventana
Cerrar ventana