"ME ENCANTARÍA VOLVER A VERTE. VEO EN TU FICHA QUE VIVES EN MI BARRIO. ¿ESTÁS DESPIERTA?"

"ME ENCANTARÍA VOLVER A VERTE. VEO EN TU FICHA QUE VIVES EN MI BARRIO. ¿ESTÁS DESPIERTA?"

Todo sigue igual: Las denuncias de abusos sexuales en Hollywood no protegen a las actrices que empiezan

De entre todas las actrices que hay en España, el 95% son desconocidas y son las que aparecen en los anuncios de dentrífico, las que hacen obras de microteatro en los sótanos del centro y las que se disfrazan de gnomo en el tinglado de Navidad del Ayuntamiento. ¿Los escándalos de abusos sexuales destapados en Hollywood las protegen hoy de situaciones de acoso?

Las actrices desconocidas siguen sufriendo el acoso sexual cada día
Las actrices desconocidas siguen sufriendo el acoso sexual cada día | Agencias

DAVID NAVARRO | @madnavarro | Madrid | Actualizado el 22/03/2018 a las 02:04 horas

Son currantas que van a castings todos los días. Pero los meses que no han conseguido ser elegidas para rodar el anuncio de turno, se tienen que apretar el cinturón, o directamente pedir dinero prestado para pagar el alquiler.

Por eso, es importante quedar bien. Hacer un buen trabajo, pero también no tener fama de persona complicada que va por ahí montando pollos denunciando cosas que “se inventa”. La competencia en este sector es brutal, hay actrices de sobra, así que si tu das problemas, ya habrá otra que no los dé.

“Cada dos por tres recibo algún mensaje por Facebook de gente intentando ligar conmigo cuando ven mi foto de actriz. Simplemente, les bloqueo. Lo malo es cuando quien intenta ligar es alguien del entorno profesional, que te ofrece un papelito en su próximo largo si te tomas un café con él”, comenta Nuria, una actriz de ese 95% de profesionales anónimas, pero currantes.

Nuria tiene 29 años. Nos conocemos desde hace varios años, y me cuenta su experiencia en la era post-Weinstein, ahora que parece clarísimo que la industria, los medios y las redes van a tener tolerancia cero con los abusos sexuales y de poder.

Hoy, según Nuria, todo sigue igual y comparte conmigo una anécdota de hace apenas 48 horas, que me recuerda que esto era así antes del escándalo de Weinstein, y realmente nada ha cambiado.

Tras un casting, a Nuria le eligieron para salir en un anuncio de televisión: su papel en pantalla apenas iba a durar tres segundos; es decir, no era la protagonista.

El día de rodaje se levantó a las seis de la mañana, llegó al set de grabación hacia las ocho y regresó a su casa a las cinco de la tarde. Tres segundos en pantalla, que han sido casi 11 horas de trabajo: de espera, de maquillaje, de pruebas y de grabación.

Durante todo el día de rodaje, ha tenido contacto con una veintena de compañeros, pero nadie con la confianza suficiente como para intercambiar sus números de móvil. Lo normal.

Pero cuando Nuria cree que el rodaje de hoy ya es historia, a las 00:28 de la noche recibe un mensaje de WhatsApp. De entre todas las personas con las que ha tenido contacto hoy, casualmente le escribe quien ocupa uno de los puestos con más poder.

El mensaje dice: "Hola Nuria, soy el realizador del rodaje de esta mañana, estoy viendo tu vídeo, solo queria decirte que tienes una mirada hipnótica, increible e indescriptible. Me encantaría volver a verte. He visto en tu ficha que vives cerca de mi barrio. ¿Estás despierta?".

Las denuncias de actrices como Angelina Jolie o Salma Hayek contra los abusos sexuales del productor Harvey Weinstein han convulsionado la industria del cine y, de ahí, otras revelaciones sobre acoso han sacudido otros ámbitos profesionales. Sin embargo, aquello es Hollywood, y no tiene nada que ver lo que allí suceda con el día a día de una actriz desconocida.

¿Qué se puede responder a este tipo de mensajes una actriz que empieza?

“Si respondes dándole un corte, me expongo a que me vete en otros proyectos. Y si soy amable estaré pasando por alto que ha conseguido mi teléfono sin un motivo profesional y que me escribe intentando ligar a altas horas de la noche”, asegura Nuria.

Nuria lleva una década dedicándose a esto. Entró a estudiar arte dramático con 18 años, y desde entonces ha vivido todo tipo de situaciones en las que muchas veces, por inexperiencia o por no querer sonrojar al otro, ha acabado dejando pasar situaciones o emboscadas.

“La cuestión es que lo que tu entiendes como una frase de ligue, si se la recriminas, te dirá que es una muestra de aprecio, profesional. Si te quejas, sin te opones, ya eres de las locas que se lo tienen creído, y no te vuelven a llamar de esa productora. De nada nos sirve que todo el mundo se conciencia con esto, si luego los que tienen el control siguen haciendo lo mismo y tú no puedes abrir la boca para quejarte”, finaliza la actriz.

Los mas vistos

Venus Gillette

Más noticias

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.