DESDE FRIENDS HASTA PERDIDOS

DESDE FRIENDS HASTA PERDIDOS

Por qué nos gustan tanto los triángulos amorosos de las series

'Friends', 'Perdidos', 'Dawson crece', 'Outlande'r… Está claro que uno de los conflictos románticos más habituales de las series de televisión es el triángulo amoroso, pero, ¿por qué nos engancha tanto? Porque son tan aspiracionales como tóxicos. Analizamos a través de ocho de ellos cómo han evolucionado los modelos de pareja y la igualdad en las relaciones.

Friends
Friends | Agencias

VÍCTOR M. GONZÁLEZ | @VictorMGonz | Madrid | Actualizado el 28/06/2018 a las 08:53 horas

Las series de televisión, como el cine, la literatura, el arte, nos cuentan historias y nos transmiten mensajes, ideas, conceptos, discursos, pero sobre todo nos hablan de nosotros mismos, de nuestro momento, de nuestra sociedad. Hace varios meses reflexionábamos sobre por qué un conflicto clásico de la ficción como son las parejas tóxicas nos gusta tanto: porque nosotros también las tenemos, nos enganchamos a ellas y nos creemos incapaces de salir.

Hoy tratamos desde la misma perspectiva otro tópico: ¿por qué nos gustan tanto los triángulos románticos de series como 'Friends', 'Perdidos' o 'Dawson crece'? Porque nos enfrentan a un deseo que puede ser también una pesadilla. Por un lado, el sentirnos amados por dos personas a la vez, que se disputan nuestra atención. Por otro, el peligro de caer en un romance tóxico.

Estos dos factores hacen que analizar nuestros triángulos amorosos televisivos preferidos sea tan complicado, porque en muchas ocasiones nos transmitieron ideas problemáticas. No obstante, eso también tiene su lado positivo: nos ayuda a comprender cómo han evolucionado los modelos de pareja y la igualdad en las relaciones. Así que eso hemos hecho. Nos hemos servido de ocho series populares para analizarnos a nosotros mismos a través de sus "tríos".

Dawson, Joey y Pacey (Dawson crece)

Comenzamos por lo importante, el triángulo romántico más mítico de las series. ¿Que tú estabas pensando en Brenda, Dylan y Kelly, de 'Sensación de vivir '? Pues de eso también hay algo aquí. Está claro que 'Dawson crece ' no inventó este conflicto clásico, pero lo convirtió en el más emocionante para toda una generación de adolescentes hormonados e intensos. La relación entre Dawson, Joey y Pacey nos habló del límite entre la amistad y el romance, de las dos caras del amor, de las vueltas que da la vida y de nuestras buenas y malas decisiones.

Ross, Rachel y Joey (Friends)

Es un caso un tanto particular, porque cuando Rachel y Joey inician su amor inesperado, la protagonista ya no estaba con Ross, pero el pesado de Geller se involucró igualmente. Aún no sabemos de qué lado decantarnos, si de los que dicen que Joey fue el peor interés amoroso de Rachel o que era el único verdadero, porque la respetaba de verdad, pero sea como sea la idea no cuajó. 'Friends' fue una serie de conceptos románticos anticuados, y este también; daba la sensación de que Joey merecía estar con Rachel solo por desearla y conocerla. La 'Friendzone'.

Ted, Robin y Barney (Cómo conocí a vuestra madre)

Si hay una serie que logró repetir el fenómeno de 'Friends' fue 'Cómo conocí a vuestra madre'. Dicho de otra manera, no solo repitió el fenómeno, también muchos de sus temas, entre ellos dos protagonistas inútiles emocionalmente: Ted, un tipo pusilánime incapaz de conectar con las mujeres, y Barney, que utiliza las artes del machito insensible para triunfar con ellas. Robin fue una de las relaciones más importantes para Ted (el final de la serie es la prueba definitiva), y el triángulo romántico cuando se enamoró de Barney retomó eso de la mujer como conflicto.

Jack, Kate y Sawyer (Perdidos)

También lo vimos así en 'Perdidos'. La serie de J. J. Abrams revolucionó la televisión en muchos aspectos, aunque no en el tratamiento del triángulo amoroso que se empezó a vislumbrar a en la primera temporada: Jack, Kate y Sawyer. La serie de la Isla nos demostró que los personajes femeninos no son los únicos infrautilizados en la cultura, y que los discursos de la masculinidad tóxica pueden ser también muy extremos y estereotípicos. Jack dio vida al modelo de hombre sensible, racional y comedido; Sawyer era el prototipo de la virilidad, la sensualidad y la fuerza.

Angel, Buffy y Spike (Buffy cazavampiros)

Hay un trío de personajes en liza amorosa que nos gusta mucho, y son el que forman Angel, Buffy y Spike en 'Buffy Cazavampiros'. La serie de Joss Whedon, a pesar de pertenecer a ese género injustamente criticado de la ficción adolescente, intentó incluir muchos grises en su retrato de la lucha entre el Bien y el Mal. Uno de esos matices era la relación que la heroína establece con los dos hombres de su vida: Angel, el novio perfecto seducido por las fuerzas del Mal, y Spike, villano de manual con corazoncito. Ni los buenos son tan buenos ni los malos…

Jamie, Claire y Frank (Outlander)

Si hace unas líneas hablábamos de cómo 'Perdidos' enfrentó dos estereotipos masculinos muy facilones, podemos decir que 'Outlander' propuso dos nuevos. Cuando supimos que la serie de la forastera giraba alrededor de un triángulo amoroso nos preguntamos: ¿premiarán el sexo y la belleza de Jamie frente al amor maduro de Frank? No fue así. Lo que sí nos ha enseñado la ficción es que un hombre del siglo XVIII puede ser más moderno que uno del siglo XX cuando hablamos de escuchar y comprender a las mujeres. Los nuevos referentes contra la tradición.

Hannah, Adam y Jessa (Girls)

Pero el formato que más nos ilustra sobre las relaciones sentimentales en la actualidad es sin duda el de la comedia generacional, y 'Girls' (que tiene bien de drama) es la más aclamada de la última década. Lo que plantea en su quinta temporada no es un triángulo romántico como tal, pero nos cuenta qué sucede cuando tu exnovio empieza a salir con tu mejor amiga. Y lo cierto es que, lo veas como lo veas, despierta sentimientos problemáticos. Lena Dunham, aun así, lo resuelve de la forma más sana posible: lo inteligente es aceptarlo y desearles lo mejor.

Jack, Emma e Izzy (Tú, yo y ella)

Terminamos con una serie un tanto desconocida, pero que ha dado la vuelta al conflicto que nos ocupa hoy para abordar las nuevas relaciones y, exacto, esos términos a los que todavía nos da miedo acercarnos: la relación abierta y el poliamor. 'Tú, yo y ella', que cuenta ya con tres temporadas, relata cómo cambia la vida de Jack y Emma cuando deciden hacer un trío con Izzy para reavivar la llama sexual de su pareja, pero lo complicado de verdad comienza cuando se enamoran de ella. Las series nos animan a cuestionar la última barrera: la de la monogamia.

Los mas vistos

Venus Gillette

Venus Gillette

¡¡¡Vuelven los planazos!!!

Disfruta con Venus de un verano increíble y no te pierdas ningún plan

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.