¿Por qué la Iglesia se opone al matrimonio LGTB+?

¿Por qué la Iglesia se opone al matrimonio LGTB+?

Así es la vida de un LGTB+ dentro de la Iglesia

En pleno siglo XXI muchos se siguen preguntando por qué la Iglesia se opone al "matrimonio" LGTB+. Pero podemos plantearnos la primera pregunta principal: ¿Es realmente así? ¿Cómo es la vida de una persona LGTB+ dentro de la Iglesia?

El papa Francisco saluda a los fieles a bordo de su papamóvil
El papa Francisco saluda a los fieles a bordo de su papamóvil | EFE

DAVID ENGUITA | @davidenguita | Madrid | Actualizado el 02/04/2018 a las 15:49 horas

Si nos guiáramos por las declaraciones del 2002, donde el papa emérito Benedicto XVI en uno de sus discursos afirmó que el matrimonio homosexual es una de las amenazas graves contra la familia tradicional que socavan "el porvenir mismo de la humanidad", podemos llegar a imaginar que una persona LGTB+ no puede llegar a ser libre dentro de la Iglesia Católica, pero en la actualidad un porcentaje considerable de los practicantes y cristianos son personas LGTB+, son personas que además de ser creyentes son parte activa de las asociaciones públicas de fieles. Son datos de los últimos estudios realizados por GNR Catholics o The European Forum of LGTB

Tanto es así que existen colectivos LGTB+, como CRISMHOM LGTB+H fundado en 2006 y con los que pude hablar para resolver dudas para este artículo o Cristianos LGTBIQ en Argentina, LGBT Catholics en EE UU, New Ways Ministry.

Me interesa saber cuál es la labor de estas asociaciones, y así despeja la duda Óscar Manuel secretario de CRISMHOM: “CRISMHOM tiene tres objetivos básicos que son: visibilidad, anuncio y denuncia. Desde la asociación visibilizamos que es posible vivir plenamente la fe y la realidad LGTBI, y que ambas realidades son perfectamente compatibles y queridas por Dios”.

Hay que destacar que las homilías son una interpretación que hace el Obispo, Cura o el mismo Papa del Evangelio, por lo que el pensamiento y problemas personales no se pueden generalizar a la Palabra de Dios, ya que el Evangelio es inclusivo y que Jesús nunca habló de condena, sino de Amor y aceptación de todo ser humano. En los Evangelios no se menciona en ninguna parte que la realidad LGTB+ sea algo que haya que condenar.

Y esa es la realidad que debería de existir y si no sucediese habría que denunciarlo con firmeza, y al mismo tiempo con serenidad, cualquier ataque que se produzca a la realidad LGTB+ desde cualquier Iglesia y aquellas declaraciones que vayan en contra de la compatibilidad entre fe y orientación sexual e identidad de género. La fe no entiende de géneros ni orientación sexual.

Así lo afirmo el Papa Francisco en 2013: [[LINK:EXTERNO|||http://www.antena3.com/noticias/mundo/papa-francisco-defiende-que-gays-son-primero-personas-deben-ser-marginados_20160110571e8ed94beb287a291a8d40.html|||"Si una persona es gay y busca a Dios y tiene buena voluntad, ¿quién soy yo para juzgarlo?”]]. Esas declaraciones supusieron un bálsamo tras un pontificado bastante duro con la realidad LGTB+ como el de Benedicto XVI.

Son muchas las dudas que me surgen, por eso decido ponerme en contacto con un sacerdote. ¿Es pecado ser homosexual? No, ser persona LGTB+ no sería pecado. Pese a lo que recoge el Catecismo de la Iglesia Católica, tercera parte la vida en Cristo, en el apartado de Castidad y homosexualidad art: 2358.

"Un número apreciable de hombres y mujeres presentan tendencias homosexuales profundamente arraigadas. Esta inclinación, objetivamente desordenada, constituye para la mayoría de ellos una auténtica prueba. Deben ser acogidos con respeto, compasión y delicadeza. Se evitará, respecto a ellos, todo signo de discriminación injusta. Estas personas están llamadas a realizar la voluntad de Dios en su vida, y, si son cristianas, a unir al sacrificio de la cruz del Señor las dificultades que pueden encontrar a causa de su condición.”

Ampliando la información cabe destacar que el pecado es vivir en pareja en una situación irregular, es decir no habiendo consumado el sacramento del matrimonio, norma extensible a personas LGTB+ como a heterosexuales. De esta forma, la única comunión posible sería de forma Espiritual, ya que se está cometiendo un pecado y no tiene sentido la confesión, al no existe propósito de enmienda.

Uno de los grandes retos respecto al colectivo LGTB+, se encuentran en debate abierto acerca de la posibilidad de bendecir a las parejas formadas por personas del mismo sexo.

Según la conversación mantenida con el sacerdote, ¿llegarán los matrimonios homosexuales a la Iglesia? Rotundamente, no. El matrimonio como sacramento no existe para personas LGTB+. Los siete sacramentos fueron fundados por Jesucristo, por eso la iglesia no pueden ni modificarlos ni inventarse un sacramento como tal. Sí se podrá experimentar algún tipo de bendiciones de amor o alguna celebración donde el fin sea solamente la bendición.

La misma cuestión se la pregunto a Óscar Manuel Secretario de CRISMHOM: “Queremos pensar que sí. No obstante, creemos que veremos antes la posibilidad del celibato opcional, el matrimonio para sacerdotes o la apertura del sacerdocio para las mujeres antes que el matrimonio igualitario y al mismo nivel que existe para las personas de diferente sexo”.

La relación de sacerdotes católicos y pastores y pastoras de iglesias reformadas con personas LGTB+ es la misma que con cualquier feligrés o feligresa. Pero hay que destacar el trabajo que se está desarrollando dentro del Arzobispado de Madrid en la Vicaría de Acción Social e Innovación de la diócesis de Madrid. Para desarrollar actividades y participar de manera más activa en parroquias y acompañar a grupos de personas LGTB+.

Uno de los grandes retos es la normalización de personas LGTB+ dentro de las asociaciones públicas de fieles, nos referimos a las Hermandades y Cofradías, parte activa de la Iglesia Católica. ¿Puede ser una persona LGTB+, Presidente/a, Hermano/a Mayor? La respuesta sobre esta pregunta es difícil de contestar, ya que depende mucho de cada cofradía. Pero normalmente estas realidades están más o menos ocultas. Las personas transexuales son las que más invisibilidad sufren.

Y como una institución la Iglesia también debe sufrir avances como retirar del catecismo los tres puntos que condenan la homosexualidad y dejar de batallar contra la "ideología de género", término que se utiliza de excusa para arremeter contra las leyes de igualdad LGTB+, sobre todo hacía las personas transexuales, colectivo al que se está dañando, ya que se ve esta realidad como una patología, cuando lo patológico es la discriminación que provoca el desconocimiento de la realidad.

¿Qué situación tiene el colectivo LGTB+ en otras religiones? Los dogmas de las grandes religiones o bien no dicen nada o bien condenan.

Si eres una familia homoparental, seguro que habrá una duda que aún no quedará resuelta y también debemos dar visibilidad a esos casos por eso, en caso de adopción o gestación subrogada ¿Puedo bautizar a mi hijo? Sí, con la garantía de del acompañamiento en la Fe de la criatura de los padrinos, que son quien garantizan la vida cristiana del bebé.

La reflexión que hago en voz alta es que debe haber más comunicación por ambas partes, ya que lo que para algunos es discriminación, para otros son sacramentos de Jesús que no pueden ser modificados y esos no son actos homofobos. Diferente son las leyes creadas por la Iglesia que pueden ser ambiguas, contradictorias o incluso catalogada como posible [[LINK:INTERNO|||Page|||698904|||delito de odio hacía las personas LGTB+]] y que por ambas partes en su mayoría abogan por su modificación.

Los mas vistos

Venus Gillette

Venus Gillette

¡¡¡Vuelven los planazos!!!

Disfruta con Venus de un verano increíble y no te pierdas ningún plan

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.