DE LIDERAR EL MERCADO DE LA TELEFONÍA A SU ABSORCIÓN COMO SEGUNDÓN

DE LIDERAR EL MERCADO DE LA TELEFONÍA A SU ABSORCIÓN COMO SEGUNDÓN

Los diez errores que han acabado con el imperio de Nokia

Los mayores del lugar la tuvieron como marca de referencia, pero, en apenas diez años, Nokia ha cometido una serie de desvaríos que han acabado con su reinado en el mundo móvil.

Sede de Nokia en Spoo, Finlandia
Nokia despedirá hasta finales de 2013 a 10.000 trabajadores. | EFE

La noticia saltaba la semana pasada: Microsoft se hacía con la división de móviles de Nokia por 5.440 millones de euros. Son muchas las personas a las que esta cifra les parece irrisoria y no se explican cómo Nokia pudo aceptarla, pero no es menos cierto que la compañía finlandesa ha llevado en los últimos una trayectoria que la ha condenado a un fracaso más que sonoro.

Pero, ¿qué ha pasado? ¿Por qué Nokia era imbatible a finales de los 90 en la fabricación de teléfonos móviles y ahora tiene que malvenderse en una operación que tan solo ha encumbrado a Steve Ballmer? Muchos han sido los errores que la compañía ha cometido en los últimos años. Los resumimos en diez puntos:

1.- La fiabilidad como (única) arma. A finales de los 90, los usuarios de teléfonos móviles hacían bromas acerca de si existía forma humana de romper un teléfono Nokia, que se había convertido por méritos propios en garantía de fiabilidad. Sin embargo, en los últimos años hemos visto el ascenso de móviles que, sin ser precisamente irrompibles, atraen mucho más al usuario. Frente a ello, Nokia confió en que los usuarios comprasen sus teléfonos solo porque eran resistentes.

2.- No mirar por el retrovisor. Lo malo de ser el número 1 es que, a veces, vives en una burbuja que te impide observar al resto de la competencia. Es lo que le pasó a Nokia, que apenas movió un dedo cuando Apple y Samsung comenzaron a fabricar los teléfonos que ahora apasionan a medio mundo. Cuando Nokia quiso darse cuenta, ya era demasiado tarde: en abril de 2012, Samsung la adelantó como primer fabricante de móviles en el mundo.

3.- No hacer caso a sus investigadores. Los directivos de Nokia no vieron llegar a Apple y Samsung, pero lo cierto es que su departamento de innovación y desarrollo incluso les llevaba años de ventaja. Siete años antes de que naciese el iPhone, los ingenieros de Nokia ya habían desarrollado un teléfono táctil y una tableta, pero el CEO de aquel entonces, Jorma Olilla, decidió que no se lanzarían al mercado. Nokia había tocado el futuro de los móviles con la punta de los dedos, pero decidió quedarse de brazos cruzados.

4.- La belleza está en el exterior. Cuando salió al mercado el primer iPhone, Nokia contraatacó con su N95. Técnicamente no eran muy distintos, pero el iPhone tenía una preciosa pantalla táctil y un diseño y tamaño que dejó al N95 a la altura del betún.

5.- Symbian. En la compañía finlandesa aún deben de tener pesadillas con este nombre. El sistema operativo desarrollado por Nokia fue uno de los peores que se recuerdan, y dio el pistoletazo de salida a una serie de errores que impidieron a los finlandeses levantar cabeza.

6.- Windows Phone. Si la experiencia Symbian no fue buena, la de Windows Phone no fue mucho mejor. En pleno debate entre apostar por Android o Windows Phone, Nokia llegó a un acuerdo por el segundo con Microsoft. Craso error. Windows Phone nunca le ha llegado a la suela de los zapatos a Android ni a iOS.

7.- Apostarlo todo a un producto estrella. Mientras Samsung o incluso Nexus han apostado por ir renovando constantemente su catálogo de teléfonos, Nokia lo echó (casi) todo a su Lumnia, imitando la actitud de Apple con el iPhone. La apuesta fue demasiado arriesgada y no acabó nada bien.

8.- Los defectos de Lumnia. Si el producto por el que apuestas casi todo tu futuro acaba fallando, estás en serios problemas. En la fabricación del Lumnia 900 hubo varios fallos técnicos, lo que supuso el inmenso enfado de muchísimos usuarios y la caída de las ventas.

9.- Escasa inversión en marketing. Nokia era una empresa conocida por todos gracias a su fiabilidad y buen hacer, con lo que las inversiones en marketing y publicidad pasaron a un lugar secundario. Así, mientras compañías como Apple configuraban algunas de las campañas publicitarias que más se recuerdan, Nokia confiaba en su curriculum vitae para mantenerse en la cima. Mala elección.

10.- Dedicarse a otros sectores. ¿Qué hace Nokia fabricando netbooks? En plena revolución tecnológica y con sus rivales quitándole cuotas de mercado a pasos agigantados, la compañía finlandesa se entretuvo en sectores en los que, simplemente, no pintaba nada. Los netbooks Nokia fueron famosos... por sus ridículas ventas.

 

C. Otto | @ottoreuss | Madrid | Actualizado el 08/02/2018 a las 07:37 horas

Los mas vistos

Venus Gillette

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.