UN ESTUDIO A 13 ASTRONAUTAS DE LA ESTACIÓN ESPACIAL

UN ESTUDIO A 13 ASTRONAUTAS DE LA ESTACIÓN ESPACIAL

Músculos, huesos, arterias: Así envejecen de manera acelerada los astronautas en el espacio

En el espacio se aceleran muchos procesos físicos, por lo que es un lugar ideal para comprender el desarrollo de muchas patologías asociadas con la edad.

El mejor laboratorio para analizar el envejecimiento está en el espacio
El mejor laboratorio para analizar el envejecimiento está en el espacio | NASA

Javier Pérez Rey | @javierperezrey | Madrid | Actualizado el 07/02/2018 a las 20:46 horas

El Instituto Nacional de la Salud e Investigación Médica (INSERM) de Francia ha presentado los resultados de varios experimentos fisiológicos que ha llevado a cabo durante seis meses en la Estación Espacial Internacional (ISS).

A bordo de una nave espacial el esqueleto, los músculos, las arterias, entre otras cosas, sufren de un envejecimiento acelerado por la ausencia de gravedad, la inactividad y la exposición a radioactividad. Veamos las principales conclusiones de los estudios.

Problemas en los huesos y relación los los fluidos corporales

El equipo de uno de los investigadores de la institución francesa desarrolló hace tiempo un pequeño escáner para medir la microestructura del hueso en tres dimensiones y con él analizó a trece astronautas.

Comprobaron que, después de un vuelo, los huesos de apoyo de las piernas no recuperan su integridad, algo que ya se conocía previamente. También descubrieron, como dato nuevo, que los huesos de los brazos, que parecían menos propensos al descanse, también se deterioraron progresivamente. Por otra parte, los osteocitos, elementos celulares del tejido óseo, mueren prematuramente en gravedad cero, según análisis de ratones.

En microgravedad hay una migración de los fluidos hacia la parte alta del cuerpo y los investigadores se preguntan si no hay un vínculo entre esto y los dolores de huesos, sabiendo que los miembros inferiores son los más afectados por la osteoporosis. Para corregir esto se está probando aplicar hipergravedad regularmente, algo que se está probando con roedores en la ISS.

Los efectos de la inactividad

Otro investigador del INSERM ha analizado a diez pacientes que tuvieron que permanecer postrados en la cama durante dos meses, para analizar las consecuencias de la microgravedad y la hipergravedad en el envejecimiento de las arterias. A estos sujetos se le aplicó esta última, ya que tuvieron que tener la cabeza inclinada seis grados hacia abajo.

Hay que recordar los efectos nocivos de la inactividad, algo que afecta a los astronautas y contra la cual se están investigando remedios como el resveratrol, un tipo de fenol natural que se produce de manera natural en varias plantas como respuesta a una lesión, para contrarrestar los efectos de la quietud en largas etapas.

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.