GRACIAS A UN CRÉDITO DEL ESTADO EL AYUNTAMIENTO HA VUELTO A PAGAR

GRACIAS A UN CRÉDITO DEL ESTADO EL AYUNTAMIENTO HA VUELTO A PAGAR

Jerez de la Frontera, una ciudad en bancarrota

El gran modelo de gestión municipal desastrosa está en Jerez de la Frontera. Una ciudad en bancarrota. En marzo de 2012 la policía local de Jerez se manifestó porque llevaban meses sin cobrar la nómina. Su ejemplo lo siguieron los empleados de recogida de basuras, limpieza de colegios, ayuda a domicilio y los autobuses urbanos. Antes, la localidad andaluza había derrochado todo su dinero en construcciones de poca o ninguna utilidad para su ciudadanía.

El ayuntamiento, que no tiene dinero, ha dejado de pagar casi todos los servicios municipales. Tras los policías llega una huelga salvaje de recogida de basuras. Después la de limpieza de colegios y luego se une la ayuda a domicilio y los autobuses urbanos. Decenas de huelgas en unos pocos meses.

Tras años de gestión municipal irresponsable, la localidad acumula una deuda de casi 1.200 millones de deuda. Cada jerezano toca a 5.100 euros. Y ¿quién paga el desastre?

Vecinas como Trinidad. Tiene dos hijos y trabaja en el servicio de asistencia a domicilio y estuvo siete meses sin cobrar. "Vivía en una casa de alquiler, como en esos 7 meses yo no podía pagar me han llegado a cortar la luz un par de veces, el agua y además, lo último fue un desahucio, que tenía ya que salir de la casa". 

Hoy, gracias a un crédito del Estado, el ayuntamiento ha vuelto a pagar. Pero la deuda se le acumula. ¿Cómo ha llegado Jerez, con 200.000 habitantes a deber tanto dinero como Barcelona? Pedro Pacheco tiene algunas respuestas.

Fue el primer alcalde de la ciudad tras el franquismo y el que más años ha estado en el cargo, 24. Un político peculiar condenado por contratar a dedo. Llega a acumular 3 cargos públicos: alcalde, diputado autonómico y eurodiputado. 

Incluso se pasea por los platós de la época visitando el programa de la jerezana más famosa de la historia. Pero el orgullo de Pacheco, su gran apuesta para la ciudad es esta: los 4.400 metros de curvas y asfalto del circuito de Jerez, que él fundó en 1986. "Cuando el cirucito de Jerez, surge, nos cargamos la famosa campaña de Steaver Wonder de si bebes no conduzcas. Nosotros decíamos que si bebes vino de Jerez puedes conducir tranquilamente”.

Tanta obra empieza a disparar la deuda del ayuntamiento. Cuando Pacheco pierde la alcaldía en 2003 Jerez ya debe 300 millones de euros. Pero no importa, porque sus sucesores hacen lo mismo.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.