LASEXTA COLUMNA | AYUNTAMIENTOS S.A.

LASEXTA COLUMNA | AYUNTAMIENTOS S.A.

Corporaciones locales y ayuntamientos saneados, los perdedores de la reforma local

Casi 15 millones de españoles viven en municipios de menos de 20.000 habitantes. laSexta Columna recorre la España rural: más pobre, más envejecida y más temerosa de una reforma local que podría hacerles la vida aún más difícil. Las corporaciones locales son, con diferencia, la Administración Pública más saneada. En 2012 fueron los únicos que cumplieron con los objetivos de déficit. Las comunidades y el Estado central fracasaron y, sin embargo, la lupa se ha colocado sobre los alcaldes.

En Juzbado, en la provincia de Salamanca,  viven unos 200 vecinos, la mayoría, jubilados. Cada día, esta furgoneta recorre sus calles y las de otros 15 pueblos asociados.Mari Paz aparca, abre el portón y reparte cajas con comida caliente. Las puertas de las casas siempre están abiertas.

Pedro tiene 81 años y no puede hacerse la comida. Como él, unos 50 vecinos de la zona reciben su menú diario por el que pagan entre 1 y 4 euros. En realidad, cuestan más. La cocina, la furgoneta, la gasolina, el sueldo de Mari Paz. Todo lo pagan los ayuntamientos con una pequeña ayuda de la diputación. Es uno de los servicios municipales que la Reforma Local pone en peligro.

Lo mismo pasa el consultorio médico. La Junta de Castilla y León paga el sueldo al médico y a una enfermera que pasan consulta cuatro horas a la semana pero el ayuntamiento es quien pone el local, la calefacción, la luz, el agua, la limpieza y hasta la nevera donde guardan las medicinas.

Según el Ministerio de Hacienda, los ayuntamientos españoles gastaron en 2012, 520 millones de euros en sanidad. Un gasto al que la reforma pone todos los obstáculos. El Gobierno de Castilla y León ha negado que vaya a eliminar ningún consultorio pero las cuentas no salen. Si no les dan más dinero, ¿cómo pagarán las Comunidades Autónomas los servicios que hasta ahora sufragaban los ayuntamientos?Los propios gobiernos regionales han reconocido que, sin financiación extra, no podrán asumir los servicios municipales.

Fuente Carreteros, en Córdoba, está a 525 kilómetros de Juzbado. Pero su alcalde comparte el mismo temor a ese limbo. Aquí también el ayuntamiento paga el local, el mantenimiento y hasta el sueldo de Alejandro que con un 41% de minusvalía, lleva 8 años dando citas en el consultorio médico del pueblo. La reforma local pone en peligro su puesto de trabajo. Fuente Carreteros tiene 1.200 habitantes y técnicamente no es un ayuntamiento; es una Entidad Local. El pueblo se puede recorrer andando de punta a punta en 15 minutos.Excepto si se va con el alcalde.

En el colegio  del pueblo, los maestros dependen de la Junta pero por ejemplo al conserje, Francisco, le paga el ayuntamiento. Tiene un 45% de minusvalía y está igual para arreglar una ventana, revisar el cuadro de luces, hacer fotocopias o repartir el correo.Su empleo es difícilmente compatible con la reforma de la ley. asegura que si no estuviera en el colegio estaría sin trabajo. Él y miles de personas porque, la ley intenta evitar que los ayuntamientos gasten dinero en Educación. Una partida en la que, según el Ministerio de Hacienda, los ayuntamientos españoles gastaron 2.216 millones de euros en 2012.

El alcalde de Fuente Carreteros se siente amenazado por la reforma de la ley. Sienten que el Gobierno les señala, que ellos van a pagar por el despilfarro de otros municipios. Pero aquí, ¿qué deuda tienen? "35 euros por cabeza para hacer un polideportivo" nos afirma el alcalde a la vez que explica que el pueblo tiene superávit.

También hay ayuntamientos pequeños con deudas gigantes pero el gran peso de la deuda municipal en España se lo llevan los grandes. Los ayuntamientos de Madrid, Barcelona, Valencia, Zaragoza y Málaga suman más de 11 mil millones de deuda. En esas ciudades vive el 15% de la población española que acumula el 32% de la deuda municipal de todo el país.

Las corporaciones locales son, con diferencia, la Administración Pública más saneada. En 2012 fueron los únicos que cumplieron con los objetivos de déficit. Las comunidades y el Estado central fracasaron y, sin embargo, la lupa se ha colocado sobre los alcaldes.

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.