LAS RECETAS DEL PRESIDENTE DE ECUADOR

LAS RECETAS DEL PRESIDENTE DE ECUADOR

Rafael Correa: “El principio fundamental es saber quién manda, si el capital o los seres humanos”

Jordi Évole se traslada a Ecuador para entrevistar a su presidente Rafael Correa para saber si las recetas que aplicó cuando llegó al Gobierno de Ecuador son aplicables a España. El presidente cree que no es nadie para dar recetas a nadie pero asegura que hay principios: “El principio fundamental es quién manda en una sociedad, si el capital o los seres humanos”, comenta.

El líder de ‘Salvados’ pone en antecedentes al presidente de Ecuador Rafael Correa explicándole que tres años atrás, PP y PSOE se pusieron de acuerdo para modificar la Constitución, y priorizar el pago de la deuda por encima de cualquier otra cosa. Correa en Ecuador se encontró con algo parecido, en su discurso de investidura, en el año 2007, dijo que eso era corrupción.

Correa asegura que el fin último de la política de la Constitución es el “bienestar de la gente no la rentabilidad del capital financiero”. El presidente cree que no es nadie para dar recetas a nadie pero asegura que hay principios: “El principio fundamental es quién manda en una sociedad, si el capital o los seres humanos”, comenta. Si usted resuelve ese problema político de origen el resto ya es cuestión técnica”, asevera.

"Nuestros propios representantes eran poseedores de deuda"

En Ecuador, decidieron hacer una auditoría de la deuda, y de esa auditoría se concluyó que un 70 por ciento de esa deuda era ilegítima. Correa explica que “esa deuda se había contratado con la ley Nueva York o Londres que con la crisis, precisamente, del 99, decía que en cinco años si se moratorio unilateral por motivos de fuerza mayor, prescribía la deuda. Nuestros propios representantes mandaron una carta renunciando a la prescripción de la deuda, diciendo: ‘Legalmente, en cinco años esta deuda desaparece, pero no queremos que desaparezca, queremos seguir pagando’. Ellos mismos eran poseedores de deuda”.

Correa explica que decidieron no pagar a sus acreedores porque la deuda era ilegítima y les obligaron a que se la vendieran pero a precio de mercado. “Esa deuda se había licuado una y otra vez, no era dinero fresco que nos prestaron, eran especuladores que habían comprado esos bonos en el mercado y con grandes descuentos. Lo que hicimos fue recomprarla a valor de mercado. Con nuestra llegada, aquí no mandaban los bancos, ya no mandaba el Fondo Monetario ni los acreedores, ya no mandaba el capital financiero, mandaba el pueblo, por eso decidimos no pagar esa deuda ilegítima y la recompramos a valor de mercado”, comenta.

El país tuvo que rescatar a la banca en el año 99. “Tuvimos una tremenda crisis, por eso la migración a España. Ecuador no era un país de gran migración, y debido a esa terrible crisis que nos hizo decrecer seis, siete, ocho puntos, que aumentó el desempleo hasta el 16 por ciento, donde congelaron los depósitos, quitaron el 60 por ciento del ahorro a los ciudadanos  para financiar a la banca”, explica.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.