EXCONCEJALA DEL DISTRITO CIUTAT VELLA AMENAZADA

EXCONCEJALA DEL DISTRITO CIUTAT VELLA AMENAZADA

Itziar González: “Me reventaron la puerta y entraron en mi casa. Es mucho de mafia"

La arquitecta y activista política Itziar González fue escogida regidora del distrito de Ciutat Vella en 2007 y, tras su llegada al cargo, empezó a detectar ciertas operaciones opacas que quiso regularizar. Como la actividad que destapó de 1.200 apartamentos turísticos que no pagaban impuestos  por la que fue amenazada de muerte.

Itziar fue concejala del distrito de Ciutat Vella, de Barcelona. Es el centro histórico, y desde el punto de vista económico, es uno de los motores de más actividad económica de Cataluña.  Itziar no se dedicaba a la política, era arquitecta, especializada en cosas de rehabilitación, participación ciudadana y urbanismo, resolución de conflictos en espacio público...

Sus inicios en la política empezaron tras una mediación que hizo en la Plaza Lesseps. “Los vecinos me pidieron que les ayudase,  que hiciera de mediación y salió bien, salió pacíficamente bien. El ayuntamiento, los vecinos... Todo el mundo estuvo contento”, asevera.

En aquel momento gobernaban los socialistas, pero ella entró como independiente, “fue una condición que puse, y el 21 de marzo de 2007, Carles Martí, una persona importante en el PSC de Barcelona, me pidió formar parte de las listas".

"Quise hacer una normativa que permitiera regular las actividades económicas"

Lo primero que quiere hacer en Ciutat Vella cuando es la responsable del ayuntamiento de ese barrio, es “un equilibrio entre la vida vecinal y los negocios, la actividad económica tan evidente. Quien quería hacer negocios en el barrio era el sector inmobiliario “para darle un uso turístico; por tanto, no interesaban los edificios antiguos para reconvertirlos en viviendas de alquiler o propiedad, sino que interesaba convertirlos en apartamentos turísticos u hoteles”, explica.

Ella quería hacer políticas que ayuden a vivir mejor a los vecinos. Por eso “me puse tozuda en hacer un plan de usos, una normativa que permita regular las actividades económicas y poner reglas de juego. Cuando yo llegué, no había reglas de juego. Cuando ven que de repente desde el Gobierno alguien pone criterios y pone medidas concretas para ir recuperando terreno, de Gobierno, eso inquieta, sorprende a las mafias, a los que viven de eso”, comenta la arquitecta.

Itziar explica que “las mafias tienen la característica de que consiguen presionar haciéndote ver que te hacen un favor. El funcionamiento de la mafia es: ‘Yo te voy a ayudar’.  A partir de aquí, el Gobierno político está en deuda con alguien que le quiso ayudar. A partir de ahí, la mafia estará toda la vida cobrándose ese favor”.

Luego viene otro paso más complicado, la corrupción. Como “pedirle a un funcionario que haga la vista gorda para arreglar un expediente para que un hotel progrese. Eso pasa. Cuando yo llego, me doy cuenta...  Soy la arquitecta. Mis compañeros anteriormente no eran arquitectos y confiaban en sus técnicos, que eran los que manipulaban los expedientes para dar el visto bueno a algo que no era legal”, explica.

Lo detectó en Ciutat Vella. “El jefe de servicios técnicos y la jefa de servicios jurídicos estaban en un entramado de pedir comisiones por agilizar permisos de apartamentos  turísticos”. Itziar se dio cuenta de que los documentos no estaban bien. ”Yo me iba al despacho, miraba los expedientes con calma, anotaba lo que no estaba bien. Y cuando llegaba el día de la firma,  cuando venía mi jefe de servicios técnicos, le tenía preparadas las cosas que no iban a colar. Y no firmaba”, comenta. La exconcejala lo denunció  y ahora se está instruyendo aún el caso.

Itziar demostró la fuerza que tenía en su barrio el sector hotelero. “Se me ocurrió hacer un plano. Me entretuve en poner en rojo, en el año 2008, los hoteles que existían en Ciutat Vella. Y aquí faltan los más de 1.200 apartamentos turísticos”, comenta. Una cosa del gremio hotelero. La exconcejala explica que se creó una asociación que la presionaba. Entonces fue a Hacienda “y pedí que me dijeran si cotizaban. Era 100% opaco. Nadie declaraba eso”, asevera.

La arquitecta intentó regular ese sector de los apartamentos turísticos. No gustó nada y empezaron los problemas. “El primer impacto es que cierro el primer apartamento turístico. Llamamos a la prensa y hacemos algo muy mediático para generar impacto. El jueves a las 13:00 me llama mi secretaria, que han reventado la puerta de casa, que han entrado en casa y... El mensaje era muy claro, eso es mucho de mafia: ‘Tú me cierras un apartamento, yo te cierro el tuyo. Tú entras en mi negocio, yo entro en tu casa’”, explica.

Unos meses después, Itziar recibe una amenaza de muerte en el buzón de mi casa. “Y en esa amenaza me dicen: ‘Te hemos hecho un primer aviso’. No están acostumbrados a que el político saque  a la Administración su vocación de servicio al ciudadano, regular, reglas de juego ecuánimes para todos...”, asevera.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.