TRABAJADORAS DENUNCIAN LAS IRREGULARIDADES EN LOS CURSOS

TRABAJADORAS DENUNCIAN LAS IRREGULARIDADES EN LOS CURSOS

Formadora anónima: “Sabían cuándo iba a venir el inspector y llamaban a gente para hacerse pasar por otras personas"

Tres formadoras anónimas de Extremadura, Madrid y Galicia deciden contar en Salvados algunas de las anomalías de las que han sido testigos al trabajar en centros que ofertan este tipo de cursos. Coinciden en relatar cómo estaban obligadas a reingresar parte de su salario a las empresas que las contrataban.

La formadora de Extremadura lleva diez años ejerciendo como profesora en este tipo de cursos. “Desde el primer año, con estas condiciones: parte del sueldo se le devuelve a la empresa. Desde el año 2003-2004 que empecé,  hasta hoy en día. […] Sigue pasando, sí.  Es lo normal”. Ella misma relata cómo se efectuaban estos pagos fraudulentos: “A mí me pagaban a través de un cheque. El director del centro venía conmigo a cobrar ese cheque. Llegábamos al banco, ese cheque se entregaba al cajero.  Y yo no llegaba a tocar el dinero. Es decir, el propio director del centro apartaba el importe de esa cifra que ellos se iban a quedar y a mí me daba el resto”.

"Parte de tu sueldo se le devuelve a la empresa. Es lo normal"

Jordi Évole se interesa por confirmar el mito de los “alumnos ficticios”, es decir, gente que no iba a los cursos pero aparecían en las listas de asistencia. La formadora de Madrid afirma que había “muchos”: “Si en un curso había inscritas quince personas, asistían cinco. […] Supongo que la dirección del centro firmaría sus partes  de asistencia de alguna manera”. Preguntada por si se producían inspecciones para desmantelar este fraude, ella responde: “En mi caso, sabían cuándo iba a venir el inspector y llamaban a familiares, amigos, otros trabajadores del centro de formación para que fuesen allí a hacerse pasar por otras personas”.

La formadora de Galicia ahonda en el porqué de acceder a este tipo de prácticas a sabiendas de que se trata de irregularidades: “Es que, ¿hasta qué punto te puedes exponer como persona individual a buscar pruebas sobre ciertas entidades? Lo puedes llegar a pensar, pero hacerlo... No sé.  ¿Hasta qué punto te va a compensar hacer por el bien de la sociedad?”.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.