LA LEGISLACIÓN ESPAÑOLA NO CASTIGA A QUIEN CONTAMINA

LA LEGISLACIÓN ESPAÑOLA NO CASTIGA A QUIEN CONTAMINA

Domingo Jiménez: "Estoy seguro de que Petronor no está suficientemente controlado”

El exdirector de la Agencia Europea de Medio Ambiente Domingo Jiménez le asegura a Jordi Évole que la legislación española no castiga a quien contamina, porque el principio de ‘quien contamina, paga’ no está “bien anclado” en la legislación. Y es que las multas que se pueden poner no se ponen porque los controles no son suficientes y no se establecen procedimientos para llegar a inspeccionar y controlar las empresas y saber lo que realmente emiten.

Domingo Jiménez Beltrán, exdirector de la Agencia Europea de Medio Ambiente, cree que el Gobierno no se está tomando en serio el medio ambiente. “Están consiguiendo, además, un cierto entreguismo por parte de la sociedad ante la amenaza de que tenemos que elegir entre economía y medio ambiente”, comenta.

El exdirector asegura que los ciudadanos han dejado de protestar por temas medioambientales. “Además, están penalizando a las organizaciones ecologistas, a las que se está privando de todas las posibilidades de obtener recursos. Quedan los que persuadían y movilizaban a la población y eso está incidiendo en una desmovilización en general de la sociedad, que puede ser muy gravosa para el medio ambiente”.

Quién controla lo que se hace en una refinería es “en primer lugar la propia refinería. Y en segundo lugar la Administración”, explica Domingo, que está convencido de que no sabemos muchas de las cosas que pasan con empresas químicas. “Lo puedo afirmar rotundamente. Hay partes que ni ellos saben, porque no lo intenta conocer. Es un principio muy básico en algunos temas químicos, que lo que no sabes, no te hará daño”, comenta.

"El medio ambiente no es un objetivo prioritario de este gobierno"

El exdirector de la Agencia Europea de Medio Ambiente asegura que la legislación española no castiga a quien contamina. “El principio de ‘quien contamina, paga’ no está bien anclado en la legislación. Por lo tanto, ya de entrada no se penaliza lo suficiente porque no se establecen garantías para que, en el caso de que haya un accidente, la empresa pueda responder".

Y es que las multas que se pueden poner “se ejercen muy poco porque los controles no son suficientes. O sea, no es tanto que las cuantías de las multas sean bajas, sino que no se establecen procedimientos para llegar a inspeccionar y controlar las empresas y saber lo que realmente emiten. Estoy seguro de que Petronor no está suficientemente controlado”, asevera.

Domingo asegura que el Ministerio de Medioambiente no tiene peso en el Gobierno. “No hay Ministerio de Medio Ambiente, está dentro del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y el medio ambiente no está en último lugar sin razón. Es que el medio ambiente no es un objetivo prioritario de este gobierno”.

El exdirector de la Agencia Europea de Medio Ambiente le pone nota a la política medioambiental del país, “un dos. Siendo generoso. Sobre 10. Porque una cosa es que hagas poco, y otra cosa es que lo que hagas lo hagas contra lo que existe”.

“Hay una contrarreforma ambiental, una involución total en la Ley de Costas, en la ley de medidas urgentes contra la contaminación, en la de evaluación ambiental... En todas. El mensaje es que hay inseguridad jurídica para la economía, aunque se reviste de inseguridad jurídica en medio ambiente. Inseguridad jurídica para la economía derivada de una legislación ambiental que es demasiado exigente. Ese es el mensaje”, comenta.

Domingo explica que “somos de los países que están entre los primeros en el procedimiento de quejas y también en infracciones. Somos de los países en que estamos pendientes de infracciones que llegarán y que además ahora son económicas y se producen mientras dura la infracción, en materia, por ejemplo, de los planes hidrológicos, que debían estar ultimados, en materia de los planes de gestión de espacios naturales, o sea,  que vamos por detrás en muchos casos”.

El exdirector asegura que Alemania, que es el líder en industria química, está liderando el cambio energético. “Alemania está planteándose un futuro en el que la energía eléctrica sea en 2050 prácticamente de origen renovable. Un país que tiene tecnología nuclear y carbón. Se está planteando el futuro y el futuro sostenible y verde, porque no nos queda más remedio  que descarbonizar, desenergizar y desmaterializar la economía”, comenta.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.