FUNCIONARIO DE LA CÁRCEL MODELO DE COLOMBIA

FUNCIONARIO DE LA CÁRCEL MODELO DE COLOMBIA

“Ser criminal en Colombia se ha convertido en una profesión”

Jalis de la Serna entra en la cárcel Modelo de Colombia. Allí se encuentra con una sorpresa. Un funcionario del centro penitenciario quiere denunciar el peligro que pasan ahí dentro. Solo hay un guardia por cada 100 internos y pueden ser víctimas de cualquier agresión, en una cárcel donde hay un 300% de hacinamiento.

Por primera vez ‘Encarcelados’ cuenta con una colaboración inesperada. Nada más entrar, el funcionario de instrucciones penitenciarias le pone sobre aviso. “Tenemos que mantener la calma y el orden dentro del establecimiento”.

Son 65 personas las que custodian los casi 6.000 internos. Es una cárcel peligrosa porque “hablamos de un guardia por cada 100 internos”, comenta el funcionario. Asegura que ha habido amotinamientos  y muertes violentas “alrededor de cinco”. Los internos van armados con armas blancas “porque es muy muy difícil de evitar en los controles”.

Por la falta de política criminal del Estado, la falta de prevención del delito “ser criminal en Colombia se ha convertido en una profesión”, asegura el guardia. Avalado por el sindicato, el funcionario está dispuesto a mostrar lo que esconde la cárcel. Quiere denunciar cómo se juegan la vida todos los días.

La hora de la comida es algo que impacta a Jalis de la Serna. Los presos reciben tres raciones diarias. El reparto es un momento crítico para los guardias. Sólo tres funcionarios se encargan de poner orden en un penal donde hay un “300% de hacinamiento”. La fila para el razonamiento parece no tener fin.  Las colas destapan un sistema penitenciario al borde del colapso.

El funcionario asegura que corren “todo el peligro del mundo pudiendo ser víctimas de cualquier tipo de agresión”. El guardia explica que hay mucho consumo de estupefacientes. Son conscientes. Las visitas son quienes meten la droga, pero por mucho que hacen controles de registro, con tan pocos agentes se hace una tarea imposible.

En el patio del pabellón 5, el equipo y el funcionario no son bien recibidos por unos internos hacinados en el patio. Y es que, hay que recordar que el número de presos triplican en número para el que fue construido el penal.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.