CHICOTE PRUEBA LOS PLATOS DE 'EL YUGO DE CASTILLA'

CHICOTE PRUEBA LOS PLATOS DE 'EL YUGO DE CASTILLA'

"El revuelto es vómito de dinosaurio"

‘El Yugo de Castilla’ fue un restaurante de referencia para Alberto Chicote en el pasado. Ahora, Cristóbal, el dueño, necesita su ayuda. Para comenzar con el trabajo, el chef prueba lo que ponen en el menú: Una sopa castellana, unas chuletitas, un lechazo y un revuelto componen el “menú anticlientes” del nuevo reto del cocinero.

Merche, la camarera, sirve a Alberto Chicote el menú de ‘El Yugo de Castilla’. El primer plato es una sopa castellana que el chef se piensa dos veces llevarse a la boca. Asegura que “sabe a pimentonazo, como a viejuno”, un plato que “me va a rematar a mí”. Tras devolverlo a la cocina, Cristóbal tira la sopa a la basura con cuchara y todo por si alguien se intoxica por haberla probado Chicote.

La camarera le trae el revuelto. Un plato apelmazado con el que el chef deja claro que lo que está comiendo “no es un menú anticrisis, es un menú anticlientes”. Prueba las chuletillas que están buenas, “por cosas como estas venía la gente antes”. Llega el lechazo y asegura que “las chuletillas era un espejismo” porque el asado “está hecho sin gracia”.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.