200 JÓVENES ESPAÑOLES, ATRAPADOS EN ÉRFURT, ALEMANIA

200 JÓVENES ESPAÑOLES, ATRAPADOS EN ÉRFURT, ALEMANIA

Se fueron a Alemania con una promesa laboral y se encontraron una situación infrahumana

Alguien está jugando con la desesperación de los parados. 200 españoles se marcharon a Alemania como parte de un proyecto laboral y se encontraron en mitad de una situación infrahumana. Les prometieron un alojamiento y un trabajo en prácticas. Nada de eso se ha cumplido. Ahora sólo piden que alguien les saque de esa pesadilla.

Sergio es un parado español a la espera del trabajo prometido en Alemania. "Se nos ha comunicado que hay mucha necesidad, que todo el sector de hostelería está muy interesado en nosotros", decía este joven español.

Y con esa expectativa se fue a 2.000 kilómetros de su casa en Madrid, ¿su destino? Érfurt, una tranquila ciudad alemana. Allí entre 200.000 habitantes, hay 200 jóvenes, de entre 18 y 35 años, que llevan más de un mes abandonados a su suerte.

Muchos llegaron al leer el pasado mes de julio una oferta como ésta. "Contratos de formación que duran unos tres años y, al mismo tiempo, recibirán formación del idioma alemán. La participación es este programa es totalmente gratuita, puesto que está subvencionada por el Gobierno alemán a través de los Fondos Europeos"

Les prometieron un curso de alemán avanzado al llegar, formación laboral y trabajo. Al mes ganarían 800 euros. Los últimos en llegar, avalados por empresarios españoles son un grupo de sonrientes jóvenes. De estos hace 6 días. La técnica no permite percibir bien en su cara el cansacio y la desilución, pero escuchen. "Qué bien pintaba, sí y mira ahora. Porque llegas aquí con unas ideas y luego es todo lo contrario. Nos sentimos abandonados, nos sentimos decepcionados".

Y han hecho piña. Ellos viven en esta pensión, y dentro de la que cabe, están contentos. Porque entre las promesas les incluyeron también un alojamiento eventual para las primeras semanas.

No esperaban lujos pero tampoco esto. A las afueras de la ciudad, en un polígono, está el ya conocido como barracón para españoles, con habitaciones a medio montar, sin calefacción y un baño para todos. Aquí deberían estar viviendo ahora pero alertados por otros españoles se buscaron alojamiento por su cuenta.

Lo malo es que, sin el trabajo prometido, el dinero se acaba. "El dinero lo puedo estirar unos 20 días más antes de quedarme en la calle y sin trabajo", explica Sergio Ballesteros, parado estafado en Alemania.

Pero los que llevan más de un mes están desesperados. Escuchen este relato durante una reunión de afectados. “Este señor sabía que yo venía con dos niños y me ha dejado en la calle. He dormido dos días en la calle”.

Y por este señor se refiere a los llamados "intermediarios", los que tenían que buscarles trabajo en Alemania. Pertenecen a FLUXIKA IBÉRICA y SPHINX CONSULTING, empresas que tenían el beneplácito del Gobierno alemán, el español y hasta empresarios que también se sienten estafados.

Por eso ha habido ya dos reuniones de urgencia en Alemania. La Cámara de Comercio está implicada, también la embajada. Los propios padres se sienten impotentes y recuerden que son jóvenes españoles en paro. Se fueron en busca del trabajo prometido y ahora, sin trabajo y apenas dinero, se encuentran atrapados en Alemania.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.