LA POBLACIÓN SE SENSIBILIZO Y PASÓ DE DENUNCIAR A LOS INMIGRANTES A ACOGERLOS

LA POBLACIÓN SE SENSIBILIZO Y PASÓ DE DENUNCIAR A LOS INMIGRANTES A ACOGERLOS

Cuando el Día de Todos los Santos se tiñó de negro en 1988 con la llegada del primer inmigrante sin vida a las costas españolas

El periodista Ildefonso Sena explica en Dónde estabas entonces la tragedia del 1 de noviembre de 1988 cuando apareció, por primera vez, en las costas españolas el cuerpo sin vida de un inmigrante. "Ese naufragio marcó un antes y un después, el mundo puso la vista en el Estrecho y se dio cuenta de la tragedia que ocurría".

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.