1000 MANERAS DE MORIR: MEJORES MOMENTOS

1000 MANERAS DE MORIR: MEJORES MOMENTOS

Sobredosis en el furgón policial

Una de las muertes más rocambolescas que nos podemos encontrar en el programa. Los hermanos Jake y Josh Peterson son parados por un policía, que decide encerrarlos en el furgón policial mientras registra su coche en busca de cocaína. ¿Quién iba a preveer lo que iba a pasar?

Los hermanos -con las manos esposadas- saben que en el coche no podían pillarles nada... pero dentro de ellos sí. De hecho, Jake llevaba una importante carga dentro de su recto.

Así, Josh comienza a hacer 'maniobras' para sacar la bolsa del ano de su hermano no con poco esfuerzo. Tras varios intentos consigue sacarla, pero al abrirla ambos se llenan de coca y tienen que recurrir a lametones para quitarse la droga que impregna su cuerpo. No es difícil imaginar lo que va a pasar...

Los mas vistos

Venus Gillette

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.