1000 MANERAS DE MORIR: MEJORES MOMENTOS

1000 MANERAS DE MORIR: MEJORES MOMENTOS

Haciendo el amor con una estatua

Marcel se enamoró de la estatua que estaba esculpiendo. Le gustaba tanto su Venus, que decidió ponerle una vagina y hacerla el amor. Fue su último coito, su excitación le costó la vida...

Los hechos acontecieron el 28 de marzo de 1993 en Montreal, Canadá. Marcel un joven escultor perdió la cabeza al enamorarse locamente de la escultura que estaba realizando. No se le ocurrió otra feliz idea que penetrarla. Cuando terminó el acto, no podía sacar su miembro, en el forcejeo se le cayó encima provocándole la muerte. Todos los detalles de esta peculiar forma de morir en este vídeo

 

Xplora | Madrid | Actualizado el 30/05/2017 a las 18:54 horas

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.