LA PEQUEÑA PAREJA HA JUGADO A LOS BOLOS

LA PEQUEÑA PAREJA HA JUGADO A LOS BOLOS

Un niño de ocho años y enfermo terminal disfruta de su primera cita

El protagonista de esta historia es un niño de ocho años llamado David Spisak. Con tan solo dos años le diagnosticaron cáncer y a pesar de varios trasplantes, su cáncer no ha desaparecido. Ahora se encuentra en fase terminal y sus padres, al conocer la fatal noticia, decidieron detener los tratamientos y dejar que su hijo viviera una vida lo más normal y feliz posible. Ahora, el pequeño está enamorado de Ayla, una niña de su clase, con la que ha tenido su primera cita y vive feliz. Spisak le declaró su amor cuando aún podía ir a clase, y la niña fue en su búsqueda. Tanto es así, que han tenido su primera cita. Fueron a jugar a los bolos y él le dio un oso de peluche y rosas, e incluso le dio un pequeño beso en la mejilla, su primer beso.

David Spisak y Ayla
David Spisak y Ayla | Agencias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.