UN TERRIBLE EFECTO SECUNDARIO

UN TERRIBLE EFECTO SECUNDARIO

Un hombre adicto a la cirugía plástica sufre una dolorosa erección permanente tras una operación de nariz

El hombre sufre priapismo, una erección no deseada, duradera y dolorosa que no está acompañada de deseo sexual. Padece esta enfermedad desde que se sometió a una rinoplastia en Irán, una de las más de 12 cirugías estéticas que se ha realizado.

"Me dieron anestesia general y reaccioné mal", explica el estilista croata Neven Ciganovic, adicto a la cirugía plástica. Durante la última operación estaba siendo grabado por un equipo de la televisión británica que realiza un documental sobre su vida.

Neven tiene 45 años y ha pasado por el quirófano en más de una docena de ocasiones, se ha sometido a operaciones de nariz, labios, estómago y barbilla. Su adicción le ha pasado factura y ahora sufre las consecuencias en un hospital de Belgrado. "Por desgracia, no me dan analgésicos porque no se dan a los pacientes aquí, así que toca seguir sufriendo", dijo el afectado, según recoge el diario 'Metro'.

El estilista está convencido de que sus cirugías sólo han mejorado su apariencia: "A menudo oigo que la gente me veía mejor antes". "¿Quién no se verá mejor 20 años más joven?", añade Neven.

Seguro que te interesa

laSexta.com | Madrid | Actualizado el 21/03/2018 a las 23:49 horas

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.