LA RESPONSABILIDAD RECAE SOBRE UN EMPLEADO JUNIOR

LA RESPONSABILIDAD RECAE SOBRE UN EMPLEADO JUNIOR

El descomunal error de Deutsche Bank que triunfa en redes: ingresa por error 5.300 millones de euros a un cliente

Un becario de Forex de Deutsche Bank confundió la cifra bruta con la neta y llegó a ingresar 5.300 millones de euros a un cliente. El fallo, denominado en el sector como 'fat finger', tuvo lugar el pasado mes de junio, y el dinero fue devuelto al día siguiente. Fuentes cercanas al caso afirman que estos errores son comúnes en estas operaciones.

Sucursal de Deutsche Bank
Sucursal de Deutsche Bank | EFE

Un 'lío' con los ceros pudo costarle caro a un empleado junior de Forex, equipo de venta de divisas de Deutsche Bank, y a la propia entidad bancaria.

El mayor banco de Alemania pagó por error hasta 6.000 millones de dólares (al cambio son 5.310 millones de euros) a un fondo de de especulación estadounidense, cliente de la entidad, según ha explicado el diario británico Financial Times.

El fallo, pudo deberse a la falta de experiencia del trabajador sobre el teclado en el ingreso de cantidades a transferir, se produjo el pasado mes de junio, cuando el jefe de la sección se encontraba de vacaciones, aunque se ha dado a conocer ahora.

Este error, conocido en el sector financiero como 'fat finger', provocó que el joven empleado enviase la cantidad bruta en lugar de ejecutar la neta, lo que ocasió que la transferencia tuviera "demasiados ceros", según informa al medio británico uno de los trabajadores del banco.

Detusche Bank informó del incidente "a la Reserva Federal de EEUU (Fed), el Banco Central Europeo (BCE) y la Autoridad de Conducta Financiera", según expresan fuentes del mercado y cercanas al suceso. La complicada situación no fue a más, dado que el fondo de cobertura que recibió la exagerada cifra devolvió el dinero al día siguiente.

En este sentido, las mismas fuentes afirman que estos errores son "sorprendentemente comunes". No obstante, han reconocido que nunca habían visto uno de tal consideración como el sucedido en el banco germano.

Aún así, la responsabilidad podría no recaer únicamente sobre un trabajador, y menos con cargo junior, dado que, según el "principio de los cuatro ojos", este tipo de operaciones deben ser revisadas por al menos otro empleado del equipo antes de ser ejecutadas; un proceso que la entidad pudo no haber realizado.

La noticia del error de transacción se ha dado a conocer en un difícil momento para el banco germano, pues afronta una seria reestructuración de sus plantillas tras anunciar que la entidad sufrirá pérdidas de más de 6.000 millones de euros en el tercer trimestre del año.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.