VARIAS FAMILIAS SE HACEN ECO DE LAS BONDADES DE LA APLICACIÓN

VARIAS FAMILIAS SE HACEN ECO DE LAS BONDADES DE LA APLICACIÓN

Cómo 'Pokémon Go' cambió la vida de Ralphie, un niño con autismo: "Está socializando, hablando con gente y sonríe"

Cuando Ralph cazó su primer Pokémon ya no pudo parar y decidió salir a la calle a continuar su aventura. Este gesto puede no parecer ninguna hazaña, pero Ralphie, como la llama su madre, no es un niño cualquiera: tiene autismo.

Ralph Koppelmon en una foto junto a un Pokémon
Ralph Koppelmon en una foto junto a un Pokémon | Facebook

La familia Koppelmon no da crédito a cómo la nueva aplicación 'Pokémon Go' les ha cambiado la vida. Y no es para menos: su hijo autista, Ralph, ha empezado a salir a la calle y relacionarse con otros niños gracias al juego. "¡Esta cosa es asombrosa!", dice la madre en la publicación de Facebook que ha dado publicidad al caso.

Una vez en la calle, el niño empezó a socializar con otro menor con el que estuvo comparando sus logros en el juego. "El otro niño le enseñó a Ralphie cuántos había cogido (¡más de 100!) y Ralph dijo '¡wooooooowww!' y chocaron los cinco", explica Lenore, la madre del pequeño. "Casi lloro", añade la mujer, que según parece, decidió enseñar el juego a su hijo después de que la madre de otro niño autista se lo recomendara.

No es el de Ralph entonces un caso aislado, pues varias familias han publicado las bondades del juego con los menores que sufren esta enfermedad. "Es muy rígido con su rutina, pero anoche estaba feliz por cambiar las cosas e ir al parque a cazar Pokémon. ¡Estamos en shock!", asegura Lenore, feliz, cómo no, de que su hijo interactuase con otros niños en el parque aquella noche.

Y no sólo con niños, el pequeño también pudo disfrutar de la simpatía de los adultos que jugaban a 'Pokémon Go' a su alrededor y le daban consejos. "Hay uno justo a la vuelta de esta esquina, amigo, ve a cazarlo", le decían mientras el pequeño acudía riendo al lugar dándoles "incluso" las gracias.

"Mi hijo autista está socializando, hablando con gente, sonriendo a la gente, verbalizando, mirando a extraños, a veces incluso a los ojos. ¡Gracias Nintendo! ¡Es el sueño de cualquier madre de un niño con autismo!", exclama.

Seguro que te interesa

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.