LOS AFECTADOS CONTEMPLAN ATÓNITOS LA ESCENA

LOS AFECTADOS CONTEMPLAN ATÓNITOS LA ESCENA

El temporal marítimo remite en el norte y deja al descubierto playas y viviendas completamente destrozadas

El temporal que ha azotado el norte penínsular ha dejado graves destrozos en muchas de las playas de Cantabria, Galicia y País Vasco. El paseo marítimo de Riazor está completamente destrozado, y en Somo el agua ha obluigado a desalojar una urbanización cuyos chalés han perdido las terrazas y las escaleras de acceso. Ahora por fin, el mar les da una tregua, pero a muchos de ellos no les queda ningún consuelo. "Unos días nos dejará en calma, después volverá", ha señalado uno de los afectados.

El temporal ha dejado imágenes desoladoras en el norte peninsular. En el paseo de Riazor, en A Coruña, el paseo marítimo está lleno de socavones, agujeros, zonas acordonadas y de dispositivos especiales para reparar las zonas más afectadas."Dícen que pasa de vez en cuando de vez en cuando, pero yo llevo aquí bastantes años y nunca lo había vivido", ha explicado uno de los vecinos.

Las olas atravesaron el paseo y rompieron además la cristalera de un museo, 'La Casa de los Peces'. Ahora por fin, el mar está dando una tregua. "Unos días nos dejará en calma, después volverá", indica uno de los afectados.

También las viviendas ubicadas en la playa de Somo, en Cantabria, han quedado completamente destrozadas. En concreto, se han desalojado tres de los nueves chalés que están habitados habitualmente, ya que el resto, la urbanización está compuesta por 18 viviendas, suelen estar ocupadas por veraneantes. "El mar les ha tirado las terrazas y escaleras de acceso, y los vecinos no tienen por donde salir".

La localidad de Somo también se ha visto afectada. La arena ha entrado "hasta 200 metros en el pueblo", ha destacado el regidor, que ha subrayado asimismo los desperfectos ocasionados en el mobiliario urbano, así como en el saneamiento.unas 30 personas trabajan ya en las labores de limpieza. Además, dos máquinas se encargan de retirar escombros, piedras y residuos depositados por el pueblo tras el temporal.

En Santander, las olas destrozaron locales cercanos a la playa del Sardinero, en los que el agua llegó hasta la cocina de algunos restaurantes.

Un panorama devastador que ha dejado numerosos destrozos y afectados.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.