CONDENADO POR ABUSO SEXUAL

CONDENADO POR ABUSO SEXUAL

Nueva polémica sentencia similar a la de 'La Manada': practicar sexo oral y penetrar a una joven de 16 años "en estado de shock" tampoco es violación

Tres magistradas de la Audiencia Provincial de Barcelona han condenado a un hombre a seis años y seis meses de prisión y a pagar una multa de 20.000 euros a una menor de 16 años que fue penetrada "por sorpresa, en estado de shock y sin ofrecer resistencia". Se le condena por abuso sexual y no por violación, tal y como ocurrió con 'La Manada'.

Nueva sentencia polémica de la justicia española. Las magistradas María José Magaldi, María del Carmen Hita y Rosa Fernández han sentenciado a un hombre que penetró a una niña de 16 años que estaba "en estado de shock" a una pena de seis años de cárcel por un delito de abuso sexual y no de violación.

La sentencia cuenta como hechos probados que el condenado subió al piso superior de su casa justo después de que su hija abandonara el domicilio, se dirigió al lavabo donde estaba su sobrina y "sin mediar palabra, con el propósito de obtener una satisfacción sexual, le bajó el pantalón corto que vestía y las bragas y tumbándola en el suelo le practicó un cunilingus, llevándola a continuación a la habitación contigua donde sobre la cama la penetró vaginalmente sin que la víctima, sorprendida y en estado de shock, ofreciera resistencia".

La menor confesó durante el juicio que no pudo reaccionar y se quedó en estado de shock, esperando que acabara. La sentencia también recoge que el condenado ya había practicado tocamientos a su sobrina en anteriores ocasiones "valiéndose de la ascendencia que sobre una menor suponía el hecho de que además de ser hermano de su padre, las dos familias vivían en casas contiguas y existía entre ellos una estrecha y constante relación".

Esta sentencia está datada en febrero, dos meses antes de que se conociera la polémica sentencia a 'La Manada' que los condena a nueve años de prisión por un delito de abuso sexual. Al igual que con esta sentencia, las magistradas sentencian que " no ha resultado acreditado que el procesado para llevar a cabo estos actos hiciera uso de la fuerza física o amenazase la menor".

La ausencia de violencia es lo que sentencia al condenado a abuso sexual y no a violación. Eso sí, la sentencia apunta que la víctima no dijo nada "por el temor a romper la armonía familiar, lo que el procesado sabía y utilizaba para obtener satisfacción sexual a costa de la menor".

Por el contrario, pese a esa "ausencia de violencia” la niña " ha presentado síntomas de estrés post-traumático, ansiedad y fobias que requirieron tratamiento psicológico, de tal manera que no pudo retomar su vida normal hasta bastante tiempo después".

Seguro que te interesa

laSexta.com | Madrid | Actualizado el 28/06/2018 a las 02:51 horas

Los mas vistos

Venus Gillette

Venus Gillette

¡¡¡Vuelven los planazos!!!

Disfruta con Venus de un verano increíble y no te pierdas ningún plan

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.