SU MUJER PENSÓ QUE HABÍA SIDO ATACADO

SU MUJER PENSÓ QUE HABÍA SIDO ATACADO

Muere electrocutado cuando cargaba su iPhone en el baño

Richard Bull, de 32 años de edad, ha muerto en Londres, debido a las graves heridas que le causó una descarga eléctrica del cargador de su iPhone, al entrar en contacto con el agua de la bañera.

Richard Bull
Richard Bull | Mirror/ Central News

Bull se encontraba en el cuarto de baño cuando conectó el cargador de su teléfono iPhone a la corriente y lo dejó apoyado en su pecho mientras lo utilizaba. El cable del cargador entró en contacto con el agua dando lugar a una fuerte descarga eléctrica, que provocó graves quemaduras en la victima, según ha informado 'The Sun'.

El cadáver lo encontró su mujer Tanya, que al descubrir a su marido muerto en la bañera pensó que había sido atacado por un intruso debido a las múltiples heridas que le había ocasionado la descarga en el pecho, el brazo y la mano.

El médico forense que acudió al lugar de los hechos, el Dr. Seam Cummings, anunció que escribiría a Apple para advertir de los peligros que pueden causar sus productos a los usuarios.

El hermano de la victima, muy sobrecogido por la noticia, describió la muerte como un accidente innecesario: "Todos podemos despistarnos a veces". Por su parte, la madre, destrozada por lo sucedido, quiso advertir a los adolescentes "que no pueden separarse de sus teléfonos" del peligro de cargar los móviles cerca del agua.

Más noticias

Los mas vistos

Venus Gillette

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.