POR DELITO DE ENCUBRIMIENTO SÓLO ASUMIRÁN UNA PENA DE HASTA TRES AÑOS DE PRISIÓN

POR DELITO DE ENCUBRIMIENTO SÓLO ASUMIRÁN UNA PENA DE HASTA TRES AÑOS DE PRISIÓN

Los dos guardias urbanos detenidos por el asesinato de un compañero se acusan mutuamente entre contradicciones

Ninguno de los agentes acusados reconoce haber matado, sino haber ayudado al otro a esconder el cadáver. Ambos caen constantemente en contradicciones. Ella, por ejemplo, niega haber tenido una relación sentimental; él, en cambio, sí.

Rosa y Alberto, agentes de la Guardia Urbana de Barcelona, reconocieron haber participado en el crimen de Pedro, un compañero del cuerpo. Sin embargo, los dos aseguraron ante el juez que lo hicieron como encubridores. Rosa explicó que fue Alberto el que lo asesinó.

"Alberto llegó a mi casa y me pidió que me fuera al piso de arriba con mis hijas. Después, mató a Pedro y me amenazó", afirmó Rosa en su declaración. Según cuenta, lo llevaron al pantano de Foix. Allí introdujeron el cadáver de Pedro en su propio coche y le prendieron fuego.

Ella asegura que colaboró porque estaba aterrada: "Alberto me pidió que lo ayudara. Si no, haría que mis hijas se ahogaran en su propio vómito". Sin embargo, la declaración de Rosa se contradice con la de Alberto: "Rosa me llamó pidiéndome ayuda. Me dijo que había matado a Pedro. Cuando llegué a la casa, el cuerpo de Pedro ya estaba en el maletero del coche".

Declaraciones contradictorias en las que ambos quieren ser encubridores. De esta forma evitarían una condena de asesinato y asumirían la de encubrimiento, con una pena de hasta tres años de prisión.

Seguro que te interesa

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.