LOS HECHOS OCURRIERON EN VILANOVA I LA GELTRÚ

LOS HECHOS OCURRIERON EN VILANOVA I LA GELTRÚ

El detenido por el crimen de la pequeña Laia se derrumbó y rompió a llorar cuando los tíos de la niña descubrieron el cadáver bajo un colchón

Los testigos han contado a la juez que el detenido mantuvo una actitud infantil cuando llamaron a su puerta, dijo que los dejaba pasar porque no estaban sus padres en el domicilio. Además, han relatado que cuando encontraron el cuerpo de la niña, el detenido se vino abajo, se tiró al suelo y rompió a llorar.

Imagen del detenido por el asesinato de la pequeña Laia
Imagen del detenido por el asesinato de la pequeña Laia | EFE

El hombre acusado de asesinar a una menor de 13 años en Vilanova i la Geltrú se derrumbó y rompió a llorar cuando los dos tíos de la niña descubrieron el cadáver bajo un colchón de su domicilio, según han explicado a la juez en su declaración los testigos.

Según han informado fuentes jurídicas, la titular del Juzgado de instrucción número 1 de Vilanova, que investiga el crimen, ha interrogado a varios mossos d'esquadra que participaron en la búsqueda de la menor y a los dos tíos que descubrieron el cadáver de la niña tras irrumpir en el domicilio del detenido.

El asesinato ocurrió el pasado 5 de junio, cuando la niña, que se encontraba en casa de sus abuelos, desapareció mientras bajaba las escaleras para reunirse con su padre, que la esperaba frente a la puerta de entrada al edificio.

Tras tres horas de búsqueda, dos de los tíos de la menor irrumpieron por la fuerza en la casa de un vecino, al desconfiar de su actitud, y encontraron el cadáver de la niña semidesnuda debajo de un colchón, por lo que el hombre fue detenido por los Mossos d'Esquadra.

Según han explicado los tíos de la menor ante la juez, el detenido levantó sus sospechas porque tenía una actitud tranquila -les indicó que acababa de llegar y de ducharse- y no colaboraba en la búsqueda de la niña, pese a la expectación que había generado su desaparición y el hecho de que el resto de vecinos se había movilizado para localizarla.

Los testigos han explicado que el detenido, de 42 años, mantuvo una actitud infantil cuando llamaron a su puerta y le pidieron que les dejara entrar, ya que se escudaba en que no se lo podía permitir porque en el domicilio no se encontraban sus padres, titulares del inmueble.

Según los tíos de la menor, el detenido tampoco opuso resistencia cuando uno de ellos entró por la fuerza para inspeccionar el piso, mientras el otro permanecía a su lado frente a la puerta de la vivienda.

Cuando finalmente el tío encontró el cadáver bajo el colchón, han añadido los testigos, el detenido se vino abajo, se tiró al suelo y rompió a llorar. Los tíos de la niña retuvieron entonces al presunto homicida hasta que agentes de los Mossos d'Esquadra llegaron a su vivienda y lo detuvieron, según han relatado en su declaración ante la juez instructora.

Además de los dos familiares de la víctima, la juez interroga como testigo a la exmujer del detenido, quien tenía antecedentes por maltratarla durante el proceso de divorcio. El detenido, de 42 años, se encuentra en prisión preventiva desde el pasado 7 de junio, por orden de la juez de Vilanova i la Geltrú, como presunto autor de los delitos de homicidio/asesinato o agresión sexual.

El 8 de junio, el detenido ingresó en el área psiquiátrica del centro penitenciario de Brians 1, a raíz de los resultados de los exámenes médicos que se le practicaron en el centro penitenciario.

Seguro que te interesa

EFE | Madrid | Actualizado el 14/06/2018 a las 17:27 horas

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.