LO MENOR MURIÓ ASFIXIADA Y TENÍA DOS PUÑALADAS

LO MENOR MURIÓ ASFIXIADA Y TENÍA DOS PUÑALADAS

Consumo de cocaína, desórdenes públicos y maltrato: los antecedentes del detenido por el asesinato de Laia en Vilanova i la Geltrú

Laia murió por asfixia en Vilanova i la Geltrú. Su cuerpo presentaba síntomas de estrangulamiento y dos puñaladas, tal y como arrojan los primeros resultados de la autopsia sobre la menor. El presunto asesino tiene antecedentes y por desórdenes públicos y maltrato a su expareja. Además, era consumidor habitual de cocaína y los investigadores no descartan que sufriera un brote derivado de un desequilibrio psiquiátrico.

Los Mossos d'Esquadra terminaban este pasado martes a las 23:30 horas el registro en el domicilio del detenido por su presunta relación con la muerte de una menor en Vilanova i la Geltrú (Barcelona).

Los agentes, junto a una comitiva judicial, trasladaron al sospechoso al lugar para realizar una inspección ocular, y más de un centenar de vecinos se concentraban en la calle en señal de rechazo a los hechos presuntamente criminales al grito de 'Asesino'.

La Policía Local de Vilanova i la Geltrú había arrestado un día antes al hombre, de 42 años y padre de una hija adolescente, después de que dos tíos de la víctima hallaran el cadáver en el domicilio donde vivía el sospechoso, en el mismo bloque de pisos de los abuelos paternos de la niña de 13 años.

Mientras que uno de ellos se quedó con el sospechoso en la puerta, el otro entró a revisar las habitaciones: estaban todas abiertas excepto una, que estaba a oscuras y con un colchón fuera de lugar, debajo del cual halló el cuerpo sin vida de la menor, por lo que la Policía Local fue al domicilio y arrestó al hombre, que en ese momento gritó que no había sido él.

El cadáver tenía agresiones por arma blanca, según ha informado este martes el jefe de la División de Investigación Criminal de los Mossos d'Esquadra, Antoni Rodríguez, en una atención a los medios. El propio Rodríguez ha indicado además que el sospechoso tiene un antecedente policial por una detención por unas amenazas leves contra su expareja e hija.

El detenido por el asesinato de Laia también tenía antecedentes por desórdenes públicos y era consumidor habitual de cocaína. Los investigadores no descartan que el hombre sufriera un brote derivado de un desequilibrio psiquiátrico que le llevara a atacar a la menor.

Ha explicado que los hechos podrían haber estado motivados por una separación no amistosa y que se debió producir un requerimiento judicial al que no se presentó, por lo que fue detenido por orden del juez.

Seguro que te interesa

laSexta.com / Agencias | Madrid | Actualizado el 07/06/2018 a las 12:53 horas

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.