HABRÍA INTERVENIDO EN LA FIRMA DE CONTRATOS

HABRÍA INTERVENIDO EN LA FIRMA DE CONTRATOS

Corinna, amiga íntima del rey Juan Carlos, intentó transferir acciones de una empresa a una offshore creada por Mossack Fonseca

Un nombre más en los papeles de Panamá, Corinna Sayn Wittgenstein, la amiga del rey Juan Carlos, intentó transferir acciones pasando por tres paraísos fiscales. Operaciones que el bufete panameño Mossack Fonseca no consintió finalmente porque le faltaban permisos.

La amiga del rey Juan Carlos también recurrió a Mossack Fonseca. Corinna Sayn Wittgenstein intentó transferir, en nombre de una sociedad radicada en el paraíso fiscal de Wyoming, 25.000 acciones a otra sociedad, INDUSTRIAL CONSULTANCY SERVICES, domiciliada en las Islas Vírgenes Británicas.

La operación se intentó realizar a través de un fideicomiso, una figura que le proporcionaría, entre otras cosas, importantes ventajas tributarias. Fue en 2003 y Corinna pretendía utilizar como intermediario otra sociedad offshore, ubicada en Gibraltar.

Pero al final el trato no se pudo llevar a cabo, Mossack Fonseca le explicó a la princesa alemana que INDUSTRIAL CONSULTANCY SERVICES no podía actuar legalmente como fideicomisaria.

Corinna facilitó como contacto la dirección de Boss & Co Gunmakers, empresa londinense para la que trabajaba, y con la que, según publicó Vanity Fair hace unos años, organizó la luna de miel de los entonces príncipes Felipe y Letizia. Un encargo que, según la revista, le hizo su amigo el rey emérito.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.