HAN MUERTO 64 PERSONAS

HAN MUERTO 64 PERSONAS

Portugal sigue luchando contra el gran incendio forestal que ha quemado el futuro de muchos pueblos

Hay varios frentes activos, múltiples focos y muchos vecinos corren para ponerse a salvo ante la cercanía de las llamas. Impotentes y desesperados contemplan cómo el fuego se acerca a sus casas. Otros, no tienen más remedio que armarse de valor y hacer frente ellos mismos a las llamas. Ante las críticas por la falta de medios, el presidente de Portugal ha dicho que ahora es momento de sofocar el fuego y atender a los heridos.

El silencio impera, en Nodeirinho, sólo roto por las palabras de quienes cuentan el horror vivido, allí son 10 los vecinos fallecidos. Ese infierno vivido se alimentó de vientos y llamas para arrasar todo a su paso.

Adelaida Silva, vecina de Nodeirinho, ha explicado que "parecía un tornado por ahí delante llevándoselo todo" y que se pegó a la ventana y "el cristal ardía".

Ella sobrevivió porque, dice, decidió quedarse. Cuenta que todo el que intentó huir en coche por la única carretera de acceso al pueblo murió. Relata que "una madre y una hija murieron carbonizadas en un coche".

Marta, otra de las vecinas que sobrevivió, es incapaz de contener las lágrimas al recordar cómo estaba "todo quemado".

Consiguió salvarse gracias a un tanque, pero el fuego le ha marcado y también físicamente. A llamas pasadas vecinos comprueban lo poco que ha quedado en pie de sus casas. "Hay animales muertos, viviendas quemadas...", lamentan.

Toca secarse las lágrimas y son más de un centenar y medio las familias evacuadas, varias aldeas completas. Mientras, las llamas continúan metro a metro quemando. "Hoy todos somos bomberos", destaca un hombre. También españoles, ayudan a combatir un incendio que hasta ahora no habían visto.

La imagen de los bomberos tendidos en el suelo da una idea del agotamiento al que están sometidos los bomberos después de tantas horas de trabajo. Hasta allí ha viajado el presidente portugués, que ha respondido a las críticas por una actuación tardía con una respuesta de prioridades.

Marcelo Rebelo de Sousa ha dicho que "la prioridad es combatir el incendio, el apoyo a las familias y las víctimas y a los heridos". Un fuego de grandes dimensiones que es el incendio más mortífero de la historia de Portugal.

Seguro que te interesa

Más noticias

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.