CONTINÚA LA POLÉMICA

CONTINÚA LA POLÉMICA

La Casa Blanca mantiene las acusaciones de espionaje contra Obama pese a que el FBI dice que no hay pruebas

Aunque el director del FBI ha dejado claro que no existen pruebas que demuestren el presunto pinchazo por parte de Obama a la Torre Trump, la Casa Blanca insiste en lo contrario. Así lo ha asegurado ante los medios su portavoz, Sean Spicer.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, no planea retirar la acusación de que su predecesor en la Casa Blanca, Barack Obama, ordenó espiar sus comunicaciones y tampoco disculparse, ha adelantado su portavoz, Sean Spicer.

Estas declaraciones de Spicer en su rueda de prensa diaria se producen a pesar de que el director del Buró Federal de Investigaciones (FBI), James Comey, ha asegurado en una audiencia en el Congreso no tener información que apoye las acusaciones de Trump contra Obama. Trump lanzó su acusación contra Obama el 4 de marzo a través de la red social Twitter y todavía no ha presentado ninguna prueba para respaldarla.

"No tengo información que apoye esos tuits", ha dicho Comey en la primera audiencia pública en el Congreso sobre la supuesta injerencia rusa en los comicios estadounidenses de noviembre pasado, en alusión a los mensajes de Trump en Twitter en los que acusó a Obama de haber ordenado intervenir sus comunicaciones.

"Ningún individuo en Estados Unidos puede ordenar la vigilancia electrónica de nadie, tiene que pasar por un proceso de solicitud", ha explicado el director del FBI, quien ha agregado que el Departamento de Justicia tampoco tiene constancia de pruebas que puedan respaldar las acusaciones de Trump.

Seguro que te interesa

Más noticias

Los mas vistos

Venus Gillette

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.