CON TEMPERATURAS QUE SUPERARON LOS 2.000 GRADOS

CON TEMPERATURAS QUE SUPERARON LOS 2.000 GRADOS

El infierno de la Nacional-236 en Portugal: familias enteras quedaron atrapadas por una tormenta de fuego

Una fila de coches calcinados en la carretera, es la imagen que resume la tragedia en Portugal. Familias enteras intentaron huir del fuego en sus coches, pero se toparon con la tormenta de fuego. Vientos de más de 200 kilómetros por hora y temperaturas que llegan a superar los 2.000 grados.

Coches calcinados, atrapados en medio de la carretera sin poder huir. Familias enteras decidieron escapar a toda velocidad por la nacional-236, pero la vía se convirtió en una ratonera.

"Después de varios intentos dejé mi coche y me metí en otro. Nos arriesgamos y conseguimos pasar la zona", afirma uno de los supervivientes.

Todo apunta a que se vieron sorprendidos por una tormenta de fuego o tormenta ígnea. En la zona se daban las condiciones para formar este fenómeno: altas temperaturas, por encima de los 40 grados, una humedad muy baja y un terreno completamente seco por la escasez de lluvias.

Pero qué es una tormenta de fuego. Se lo explicamos: en una zona comienza un pequeño foco de incendio. El aire se calienta y sube rápidamente, entra aire frío y ocupa el vacío dando más oxígeno a las llamas. Así, el fuego comienza a propagarse y se repite el mismo proceso.

Se forman vientos de hasta 200 kilómetros por hora y la temperatura puede alcanzar los 2.000 grados. Entonces comienza una combustión espontánea y los fuegos aparecen en muchos sitios a la vez de forma repentina.

Los expertos advierten que los grandes incendios forestales como éste no pueden combatirse sino prevenirse.

Seguro que te interesa

Más noticias

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.