LAS AUTORIDADES PIDEN A LOS PESCADORES QUE EVITEN LA ZONA

LAS AUTORIDADES PIDEN A LOS PESCADORES QUE EVITEN LA ZONA

Atenas lucha contra el petróleo que cubre una de sus playas más conocidas

El causante del vertido ha sido un petrolero hundido que transportaba 2.200 toneladas de crudo. La contaminación ha afectado a parte de Atenas y a 1,5 kilómetros de la isla de Salamina. Las labores de limpieza podrían prolongarse hasta cuatro meses.

La gruesa marea aceitosa, que ha cubierto varios tramos de la Rivera de Atenas, se mueve en dos frentes que las autoridades tratan de controlar. Por otro lado, el barco hundido ya ha sido sellado y la empresa propietaria procederá a bombear el resto del combustible.

El Gobierno pidió la ayuda de la Agencia Europea de Seguridad Marítima que, de acuerdo con medios locales, enviará el AKTEA Oil Spill Response Vessel, un barco especializado en limpiezas de este tipo, con capacidad para 4.000 toneladas y que puede detectar el crudo en un radio de 20 kilómetros.

La empresa dueña del petrolero, que ha expresado su total "apoyo" a los residentes de la zona y ha afirmado que hará "todo lo humanamente posible" para limpiar el área afectada, aseguró que el barco estaba en condiciones de navegar, tenía los certificados en regla y había sido sometido a todos los controles que exige la ley.

La Unión Panhelénica de Marineros (Penen), por su parte, denunció que el barco iba cargado con "solo dos de los once miembros de su tripulación a bordo" y que barcos tan viejos como este (fue construido en 1972) "no pueden navegar con seguridad y tienen un alto riesgo de contaminación en caso de accidente".

En el momento de los hechos, a bordo de la nave se encontraban tan solo dos de los once tripulantes, que pudieron ser rescatados por una lancha que se encontraba en la zona y, como precaución, fueron trasladados a un hospital cercano.

La alerta fue dada por el buque luxemburgués 'Francesco di Giorgio', que se encontraba amarrado en el puerto del Pireo y avisó de que creía haber visto que el petrolero en cuestión, anclado en un área marítima del Golfo Sarónico, hacía aguas.

Las autoridades portuarias del Pireo activaron inmediatamente los protocolos necesarios para combatir una eventual contaminación marítima y desplazaron al lugar un remolcador y una embarcación de la guardia costera griega.

El capitán y el primer ingeniero del buque cisterna, quienes no se encontraban a bordo del petrolero, fueron detenidos y posteriormente puestos en libertad por orden de la Fiscalía. El 'Ayía Zoni II' tiene una capacidad de carga de 3.205 toneladas, una eslora de 92,3 metros y una manga de 13,7 metros.

Seguro que te interesa

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.