PARTE DEL CONSEJO DE ADMINISTRACIÓN HA PEDIDO EXPLICACIONES

PARTE DEL CONSEJO DE ADMINISTRACIÓN HA PEDIDO EXPLICACIONES

TVE censura películas históricas en las que invirtió más de 18 millones en época socialista

Televisión Española guarda, sin emitir, una serie sobre la república, una película sobre el proceso de Burgos y otra sobre exiliados en Francia, todas premiadas. En total hay más de 18 millones de euros invertidos que no ven la luz. laSexta ha hablado con algunos de los profesionales que han realizado esas películas y tienen una explicación: censura.

De momento, no veremos a Quim Gutiérrez como Mario Onaindía, a Ginés García Millán como Alfonso XIII ni a Manuel Morón como el general Mola. Son tres de las series y películas que Televisión Española tiene guardadas en un cajón. "Si quieres llamarlo censura, pues es censura", señala Pedro Olea, directo de 'La Conspiración'.

Televisión Española pagó un millón de euros por 'La Conspiración', la película sobre el general Mola que nunca se llegó a emitir. "Cuando se estrenó hubo nuevas elecciones y ganó con mayoría absoluta el Partido Popular. Entonces ahí empezaron los problemas", explica Olea.

Lo mismo ocurrió con 'Tres Días de Abril', sobre Alfonso XIII y la república. "La censura llega justo cuando se produce el caso Urdangarin", asegura Antón Reixa, productor de la película.

'El Precio de la Libertad', película sobre el etarra y político amenazado Mario Onaindía, y 'Tornarem', sobre los españoles que lucharon en la Segunda Guerra Mundial, fueron premiadas y tuvieron éxitos de audiencia en ETB y TV3. La otra productora, TVE, no las emitió. Tampoco emitió la segunda temporada de la serie '14 de Abril, La República', después de haber emitido la primera en la época socialista como líder de audiencia.

El entonces nuevo responsable, Leopoldo González Echenique, ha explicado a laSexta que fue un problema de falta de dinero, ya que estas producciones no constan como gasto hasta que se emiten. Nada que ver el argumento que dio al director Antonio Giménez Rico: "Me dijo que estaba hasta los cojones de la memoria histórica y que no quería más películas que trataran de la Guerra Civil. Luego este hombre es sustituido por otro que me dijo que seguía con el mismo criterio".

Ese sustituto, José Antonio Sánchez, sigue como presidente de RTVE. Parte del Consejo de Administración ha pedido explicaciones por todo esto y al ver que nada se emite le pone un nombre: censura.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.