UN ENSAYO CON 15 NIÑOS RONDAN LOS 300.000 EUROS

UN ENSAYO CON 15 NIÑOS RONDAN LOS 300.000 EUROS

Sanidad destina 400.000 euros al año a investigar el cáncer infantil: las cuentas no le salen a los padres

Hace seis años que Sanidad destina únicamente 400.000 euros anuales a la investigación del cáncer infantil. Las cifras se quedan muy cortas: un ensayo clínico con unos 15 niños cuesta alrededor de 300.000 euros y, algunos, incluso más. Las cuentas no les salen a investigadores y padres para los que la medicina es su última esperanza.

La investigación lo es todo para las familias cuyos niños sufren cáncer, pero los recursos son limitados. El Gobierno limita a apenas 400.000 euros la aportación anual para la lucha contra el cáncer infantil. Los padres con hijos afectados por esta enfermedad se agarran a la posibilidad de que sus niños puedan entrar a formar parte de ensayos clínicos que les den esperanzas de sobrevivir.

El problema son las limitadas ayudas públicas a la investigación del cáncer infantil. La mayoría de programas de investigación y ensayos clínicos se llevan a cabo gracias a las aportaciones económicas de familias y fundaciones privadas. En los últimos seis años, el Gobierno sólo ha invertido 2.662.000 euros en investigar el cáncer infantil, un cifra casi simbólica teniendo en cuenta los costes de este tipo de ensayos y terapias.

257.000 firmas para aumentar la inversión en investigación del cáncer infantil

Nieves Casado, madre de una niña de 7 años que falleció como consecuencia de un glioma difuso intrínseco de tronco (DIPG), ha entregado este miércoles 257.000 firmas, recogidas a través de la plataforma 'Change.org', por la que se solicita aumentar la inversión en investigación de cáncer infantil y, especialmente, del DIPG.

En concreto, la petición insta a los grupos parlamentarios a aprobar una proposición no de ley presentada por el PSOE el pasado mes de junio en la que se insta al Gobierno a revisar en las convocatorias públicas destinadas a financiar la investigación y ensayos clínicos los criterios de selección, con el fin de que se financien adecuadamente aquellos proyectos "solventes" de investigación en cáncer pediátrico.

Asimismo, se solicita evaluar y promover las técnicas de diagnóstico y los tratamientos oncológicos infantiles con agentes biológicos más específicos y potencialmente menos tóxicos; y elevar al Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud una propuesta para mejorar el sistema de derivación de enfermos entre comunidades autónomas que, tal y como señala el texto, actualmente "incrementa" el tiempo de atención de los pacientes, "con el consiguiente perjuicio" para su tratamiento.

Del mismo modo, en la iniciativa se pide al Ejecutivo fomentar la creación de centros especializados y unidades oncológicas pediátricas especializadas para los distintos tipos de cáncer infantil, centralizando esfuerzos y garantizando la atención adecuada de los pacientes.

'Mi hija tardó hasta 15 días en recibir radioterapia por la tardanza en el traslado desde León hasta Madrid'

Además, se insta a recomendar, a través de los instrumentos de coordinación sectorial, que todas las unidades de Oncología infantil cuenten con una unidad de seguimiento que trabaje de manera coordinada con el médico de familia en el seguimiento e identificación precoz y abordaje de problemas médicos asociados al tratamiento recibido.

Hasta ahora, el PSOE ha sido el único que se ha interesado por su petición, ya que fueron los que contestaron a una carta que enviaron hace unos meses a todos los grupos parlamentarios.

"Sólo contestaron ellos y han tenido que morir todos los niños para que hoy nos reciban", según ha lamentado, para comentar que también se han reunido con Ciudadanos, quien se ha comprometido a elaborar otra proposición no de ley para mejorar los diagnósticos, las derivaciones entre comunidades autónomas y las ayudas económicas a las familias.

"Mi hija tardó hasta 15 días en recibir radioterapia por la tardanza en el traslado desde León hasta Madrid. Además, es necesario que haya ayudas para las familias porque, por ejemplo, en mi caso yo tuve que dejar de trabajar y mi marido tuvo que pedirse una excedencia para poder atender a nuestra hija", ha explicado Casado.

Seguro que te interesa

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.