ESPAÑA CAE AL NOVENO PUESTO EN DERECHOS LGTBI

ESPAÑA CAE AL NOVENO PUESTO EN DERECHOS LGTBI

La triste realidad homófoba en los colegios: las familias homoparentales luchan por no ser ignoradas

Les preocupa la imagen que reciben sus hijos en el colegio sobre sus propias familias. Padres y madres homosexuales ven que, en las aulas, a los pequeños sólo se les habla de la familia tradicional y temen que puedan sentirse como bichos raros. Es un rasgo más de la homofobia que, desgraciadamente, no retrocede en España.

Papá, papi e hijo, son una familia. Pero Juan Andrés, cuando empezó a llevar a su hijo al colegio, se encontró con que su modelo de familia no existía: "En el colegio no existen parejas del mismo sexo o monoparentales".

Por eso decidió elaborar una guía y aún hoy ha tenido que escuchar comentarios homófobos de otros padres: "A su hijo ideología de género no le iban a enseñar más". Precisamente este año España ha caído del segundo al noveno puesto en el ranking europeo de los derechos de las personas LGTBI.

Pepita y Graciela son pareja; o "tortilleras" y "bolleras" para algunos homófobos con los que se cruzan: "Al principio como que te da un poco de miedo, pero ya es que te da igual, llega un punto que no le das importancia".

Para aceptar la diversidad sexual y también familiar la clave está en el lenguaje, según Gonzalo Serrano, portavoz LGTBI de Málaga: "Los chicos y las chicas tienen que sentir que pueden hablar de este tema. Para eso tiene que cambiar el lenguaje y que también lo vean en el día a día".

De esta manera hay que conseguir que el 17 de mayo, Día internacional contra la homofobia, sea un día más para celebrar y no reivindicar.

Seguro que te interesa

Más noticias

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.