EN 2015 OCUPABA EL SEXTO PUESTO

EN 2015 OCUPABA EL SEXTO PUESTO

España baja al noveno puesto del ránking europeo sobre la situación de los derechos de las personas LGTBI

El informe vuelve a situar a Malta en el primer lugar, seguido de Noruega y Reino Unido. Según el presidente de FELGTB, Jesús Generelo, el descenso de España se debe "sin duda a la inacción del Gobierno central".

España ha descendido al noveno puesto en la defensa de los derechos de los LGTB (lesbianas, gays, transexuales y bisexuales), frente al sexto lugar que ocupaba en 2015, debido a la "inacción del Gobierno", según la Federación Estatal que agrupa a este colectivo (FELGTB).

En una nota, la Federación explica que estos datos se desprenden del informe que anualmente publica ILGA Europa (a la que pertenece la FELGTB) sobre la situación de estos colectivos y que se hace publico coincidiendo con el Día contra la homofobia, la transfobia y la bifobia (LGTBIfobia).

El informe vuelve a situar a Malta en el primer lugar de la tabla de clasificación, seguida de Noruega y Reino Unido, mientras que en los últimos puestos figura Armenia, Rusia y, como país menos respetuoso en Europa en esta materia, Azerbayan.

Según Jesús Generelo, presidente de la FELGTB, el descenso de España se debe "sin duda a la inacción del Gobierno central" y destaca que "la única razón por la que seguimos manteniéndonos en los diez primeros puestos es gracias a que varias comunidades autónomas están aprobando legislaciones específicas".

Por ello, demanda que España afronte lo antes posible la tramitación de la Proposición de ley contra la discriminación por orientación sexual, identidad o expresión de género y características sexuales (Ley de Igualdad LGTBI).

A su juicio, la aprobación de esta Ley (impulsada por FELGTB y registrada en el Congreso de los Diputados el 4 de mayo de 2017) "volvería a colocar a España entre los países más avanzados en reconocimiento de los derechos de estos colectivos".

Además, el responsable de Derechos Humanos de la Federación, Rubén López, critica que "mientras que el resto de países europeos avanzan, España se ha quedado anclada, ignorando así las graves violaciones de derechos humanos que todavía sufren las personas LGTBI".

La Federación detalla que ILGA Europa realizó su primera lista de clasificación en 2010, año en el que España se situó en la quinta posición. En 2011 ascendió hasta la segunda plaza, y, a partir de ahí, comenzó a descender, con un tercer puesto en 2012; el quinto en 2015 y el sexto en 2016.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.