Síguenos en
las redes sociales:
EL EQUIPO TRABAJA PARA QUE SEA SEGURO EN LOS SERES HUMANOS

Nanotecnología para combatir el cáncer de una manera más rápida y eficaz

Los tratamientos de inmunoterapia contra el cáncer se basan en la modificación en el laboratorio de los linfocitos T del paciente para que localicen y destruyan las células cancerosas.  Un nuevo sistema, formado por nanopartículas biodegradables, son capaces de realizar este proceso  de una manera más cómoda y rápida.

Nuevas investigaciones en el uso de las llamadas células 'asesinas' para luchar contra el cáncer Nuevas investigaciones en el uso de las llamadas células 'asesinas' para luchar contra el cáncer | Foto: Agencias

Constantes y Vitales | Agencia Sinc  |  Madrid  | Actualizado el 18/04/2017 a las 17:36 horas

La inmunoterapia celular es un tratamiento que ayuda al sistema inmunitario a combatir el cáncer u otras enfermedades infecciosas. 

Consiste en la extracción y cultivo en el laboratorio de células o linfocitos T del paciente que, tras aumentar su número, se devuelven a su cuerpo para luchar contra esas patologías.

Estas terapias son prometedoras pero lo complicado es llevarlas a cabo. Sin embargo, un grupo de científicos del Instituto de Investigación del Cáncer Fred Hutchinson de Seattle (Estados Unidos) ha desarrollado una nueva estrategia de inmunoterapia basada en la reprogramación de los linfocitos T mediante el uso de nanopartículas biodegradables.

Este método ahorra los pasos de cultivo de las células T en laboratorio realizando la modificación dentro del cuerpo del paciente. 

El estudio, publicado esta semana en la revista Nature Nanotechnology, explica cómo estas nanopartículas pueden reprogramar directamente las células T en el cuerpo del paciente para que localicen y destruyan las células cancerosas.

Así, con esta prometedora técnica se acelera el proceso, reduciendo así el tiempo en que s epuede comenzar a tratar la enfermedad desde su diagnóstico.

El equipo comprobó la eficacia de sus nanopartículas usando un modelo preclínico de leucemia en ratones. Compararon su estrategia con el tratamiento con quimioterapia y con inmunoterapia con células T reprogramadas en laboratorio. 

Los resultados mostraron una mejora en la media de supervivencia de 58 días, cuando la habitual se encuentra en dos semanas. Sin embargo, aún tendrán que superar varios obstáculos para acercarse a las pruebas en seres humanos. El equipo trabaja en nuevas estrategias para hacer que el sistema sea seguro para las personas.

Además, los científicos colaboran con otros grupos de investigación del centro Fred Hutchinson para usar este mismo modelo en el tratamiento de tumores sólidos.

Compartir en:
PUBLICIDAD
Cerrar ventana
Cerrar ventana