#AIRESINTONTERÍAS

#AIRESINTONTERÍAS

Ya llega el calor: 5 consejos para que tu aire acondicionado, no sólo en verano, funcione a pleno rendimiento

Tener un climatizador en casa (y no digamos dos) es un lujo cada vez más cotidiano. Potencia el efecto del aire acondicionado siguiendo las sencillas claves que te detallamos a continuación.

Aparato de aire Daitsu
Aparato de aire Daitsu | Daitsu

1. Usa colores claros.

Echa un vistazo al color de la fachada de tu casa. Si es oscura y tienes la posibilidad de cambiarla, ponte a ello. Y deja algo de pintura para dentro. Pintar de colores suaves el interior y el exterior de tu casa puede ayudarte a combatir el calor, pues está comprobado que los tonos oscuros acumulan las temperaturas altas. Utiliza pinturas con componentes cerámicos para conseguir que se mantenga aún más frescor.

2. Evita que entre aire caliente.

Parece una obviedad, pero cuando el calor aprieta todos tendemos a abrir puertas y ventanas como si no hubiera un mañana, para ver si “hace algo de corriente”. Pues se acabó. Instala toldos y cierra hasta las persianas. Cuanto más aislado esté el espacio del fuego exterior, mejor que mejor. Si pasas el día fuera de casa encontrarás un agradable espacio atemperado cuando vuelvas. Además, de esta manera puedes ahorrar hasta un 30% de energía.

3. Fíjate en la etiqueta energética.

A la hora de comprar un aire acondicionado, lo primero es mirar la etiqueta energética. La UE categoriza la eficiencia energética de cada modelo, y así lo detalla en cada aparato. Elige equipos de alta eficiencia, pues es el principio de un consumo más bajo a la larga. Y ya sabemos lo que eso significa en ahorro.

4. Una vez instalado el equipo, sigue estas pautas básicas:

- Mantén la temperatura ideal (21º en invierno, 25º en verano) y evita subidas y bajadas bruscas. Temperaturas superiores a los 23 grados en invierno resecan y provocan incomodidad. Y en verano, se trata de evitar que al salir al exterior el golpe de calor sea agresivo. Además, si aumentas la temperatura del aire acondicionado incrementará más del 7% el consumo. Lo dicho, temperatura idónea es igual a consumo idóneo.

Consume lo menos posible usando el modo “ahorro de energía”.

- Distribuye bien el aire orientándolo hacia el conjunto del espacio, no hacia las personas. Evita así los rincones helados y los estornudos. En invierno es recomendable que el aire se oriente hacia abajo, al contrario que en verano. Hay que tener en cuenta que el aire caliente tiene tendencia natural a subir.

- Actívalo el tiempo justo: 10 minutos para alcanzar la temperatura que buscas. Y usa el encendido y apagado automático. Si tu aparato de aire acondicionado te lo permite, lo mejor es programarlo un poco antes de llegar a casa. De ese modo el espacio estará a la temperatura ideal cuando llegues y no será necesario poner el equipo a la máxima potencia. La idea es “poco rato activado pero muy bien aprovechado”.

- Elige la potencia necesaria. Ten en cuenta las dimensiones del espacio y que las ventanas y las horas de sol también influyen. Piensa que si haces un uso más eficiente de la energía, tu factura te lo agradecerá también.

5. Limpia el equipo dos veces al año, como mínimo. Sobre todo los filtros y la batería. Mantener tu aire acondicionado limpio puede ayudarte a evitar reparaciones costosas y aumentar su eficacia y durabilidad. Esto es importante también a nivel económico, porque la suciedad alimenta un 10% del consumo. Aunque es posible que quieras que un profesional se encargue de ello, puedes hacerlo tú mismo con la ayuda de un tutorial.

| Madrid | Actualizado el 11/06/2018 a las 13:39 horas

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.